Distribución

Alcampo redujo un 3% sus ventas en 2020 hasta los 4.497 millones

La compañía mantuvo los niveles de inversión en el entorno de los 39 millones pese a la pandemia

Alcampo redujo un 3% sus ventas en 2020 hasta los 4.497 millones

La crisis sanitaria del Covid-19 se dejó sentir en los niveles de ventas de Alcampo en España. La compañía de distribución generó unos ingresos de 4.497 millones de euros durante el ejercicio 2020,  sumados sus negocios de hipermercados, supermercados y gasolineras, lo que supone una reducción de algo más del 3% respecto al año anterior, según los datos incluidos en su informe  de actividad y responsabilidad corporativa que la compañía ha hecho público hoy.

Una caída que puede explicarse por el efecto que el confinamiento estricto vivido en España justo hace un año tuvo en el negocio de venta de no alimentación, que quedó restringido por el decreto de estado de alarma del 14 de marzo y que en los hipermercados del grupo tiene un cierto peso. También por la menor movilidad, tanto durante ese periodo como en los meses posteriores en los que se han mantenido restricciones para los viajes no esenciales, lo que también supuso un lastre para el negocio en sus 53 gasolineras, instaladas junto a sus hipermercados. Otro punto es el menor número de tiendas con los que contaba el grupo: este finalizó 2020 con 310 hipermercados y supermercados, 29 menos de los que tenía en el año anterior. Esta contracción se centró sobre todo en su negocio de proximidad, sobre todo con la venta de 10 establecimientos a Eroski.

De hecho, Alcampo explica que las ventas a superficie comparable crecieron un 3,6%, excluido el negocio de los carburantes. La compañía no detalla los niveles alcanzados por la venta online, pero sí reseña un crecimiento "exponencial" de la demanda de por este canal. "La compañía trabajó para aumentar la capacidad de la misma, creando protocolos de seguridad tanto para la entrega en domicilio como para la recogida en tienda"

"El Covid-19 es un hecho sin precedentes que ha sacudido con fuerza los cimientos de nuestra sociedad y que conlleva, por su dureza y prolongación temporal, una tensión económica, social y emocional a la que debemos hacer frente con firmeza, templanza, resiliencia y perseverancia", dice el director general de Alcampo, Américo Ribeiro, en el informe.

El documento explica que la compañía tuvo como prioridad "la seguridad de los colaboradores y clientes, así como asegurar el abastecimiento de productos esenciales, dando también respuesta al crecimiento de la demanda online y ofreciendo soluciones de compra que facilitaran la vida de los clientes". Durante aquellas semanas de colapso del comercio electrónico , Alcampo abrió nuevos canales como la venta por Whatsapp sobre todo para dar salida a los productos de electrónica y tecnología. La compañía reseña en su informe que sus cerca de 20.000 trabajadores de tiendas y logística recibieron una prima del 20% de su salario en marzo y un día más de vacaciones "como reconocimiento a su aportación a la sociedad en una situación excepcional como la que se vivió".

Alcampo sí mantuvo la actividad inversora con 39,3 millones, al mismo nivel que en 2019. El 62% de esa cantidad fue destinada a renovaciones, adecuación y mejora de las tiendas, mientras que el cambio de enseñas de Simply a Mi Alcampo en su red de supermercados, junto a las inversiones en materia digital, centraron el 15% de la misma cada una. Otro 7,5% se destinó a inversión en aperturas. Durante el año pasado Alcampo inauguró cinco súper propios y nueve en régimen de franquicia. 

La compañía también destaca una contribución tributaria en España de 366 millones, de los que un 49% son impuestos soportados y un 51% los recaudados.

Integración

Durante el año pasado, la compañía de origen francés llevó a cabo un proceso de reestructuración societaria en España. A raíz de esta, Alcampo ha pasado a convertirse en la sociedad cabecera del grupo en el mercado español, algo que antes correspondía a la sociedad Auchan Retail España, hasta entonces propietaria de las acciones de Alcampo y del resto de sociedades del grupo. 

Sin embargo, Auchan fue absorbida por Alcampo con el objetivo de “simplificar la estructura societaria, facilitando la asignación de recursos y logrando una reducción de costes”. Además, añadía que con ello pretende “una gestión societaria más eficiente, que agilice la toma de decisiones y elimine las ineficiencias de los órganos de administración de las sociedades del grupo. La fusión permitirá reducir costes operativos” y “racionalizar y simplificar los flujos financieros entre la sociedad absorbente [Alcampo] y sus socios”. El proceso culminó en octubre.

Normas
Entra en El País para participar