Rotación de carteras

El rally de la banca en Bolsa reduce el descuento en libros del 80% al 30%

El sector en Europa recupera un 79% desde mínimos. Sabadell y Bankinter lideran los ascensos con alzas que ronda el 33%

El rally de la banca en Bolsa reduce el descuento en libros del 80% al 30% pulsa en la foto

El mayor apetito por el riesgo mostrado por los inversores en los últimos meses ha impulsado la recuperación de los valores cíclicos y entre ellos la banca es uno de los grandes beneficiados. La rotación de carteras ha servido para que el sector bancario europeo, que en 2020 cayó a mínimos de hace 30 años, recupere un 79% desde el estallido de la pandemia. Las entidades españolas no han sido una excepción. El rally registrado en los tres primeros meses de 2021 ha servido para reducir el descuento respecto a su valor en libros con el que cotizan. En menos de seis meses este ha pasado de rondar el 80% a situarse en el entorno del 30%.

“El primer trimestre ha sido muy bueno, un comportamiento que obedece más a cuestiones tácticas que a los fundamentales”, explica Gonzalo Sánchez, gestor de renta variable para España y Portugal de Gesconsult. El repunte de las rentabilidades de la deuda por las expectativas de inflación ha servido de impulso en Bolsa a los bancos, pero la verdad es que los fundamentales continúan siendo débiles. Con los tipos de interés en mínimos históricos, un nivel en el que continuarán un largo periodo de tiempo según reiteran los bancos centrales, las alternativas de obtener ingresos continúan estando muy acotadas. “Los préstamos a los que están referenciados los contratos de la banca en España se cierran con los tipos a corto. Aunque el euríbor tocó suelo en enero (-0,505%), el entorno de tipos no ha mejorado”, subraya el gestor. Sánchez considera además que la concesión de créditos tampoco justifica la recuperación experimentada por los bancos.

Aunque el entorno continúa siendo muy incierto y no existen evidencias de que la mejora económica se cristalice en una recuperación del crédito, las entidades españolas han aprovechado las primeras semanas del año para sacudirse las pérdidas.

Bankinter es la entidad más alcista y en lo que va de año repunta un 33%. Nuria Álvarez, analista de Renta 4, señala al perfil del banco y la aprobación de la salida a Bolsa de Línea Directa como los principales catalizadores que han llevado a la entidad a cotizar sin descuento sobre su valor en libros frente al 45% que registró tras el estallido de la pandemia.

Un escalón por debajo se sitúa Sabadell, que sube un 32,77%. Álvarez sostiene que esta revalorización obedece en gran medida a un factor especulativo sobre operaciones corporativas. La remontada, aunque significativa, no ha servido para reducir el descuento con el que cotiza. Este alcanza el 79%, ligeramente inferior al 89% con el que llegó a cotizar en los peores momentos del pasado ejercicio. El fuerte descuento en el que se sitúa la entidad obedece a su perfil de riesgo, pues como indica Sánchez, es el banco con mayor exposición a pymes y autónomos, dos de los sectores más sacudidos por la actual crisis. Los analistas consultados por Bloomberg son conscientes de este riesgo y consideran que después del rally de los últimos meses la entidad podría corregir un 6,4%. Esto se refleja también en las recomendaciones. El 8% de las firmas que siguen a la entidad aconsejan comprar frente 60% que se decanta por mantener y el 32% por la venta.

CaixaBank, que a finales de marzo integró a Bankia en su cotización, celebra la fusión con un alza del 23,8% en lo que va de año, subida que le lleva reducir el descuento al 39% frente al 64% que registraba en los meses previos. Bestinver considera que tras estos ascensos su potencial se reduce al 1,9%, frente al 8,8% que le otorga el consenso de Bloomberg.

Santander y BBVA registran ascensos algo más moderados (del 14,6% y 10,9%, respectivamente) pero han reducido los descuentos al 39% y 34% respectivamente desde el 69% y el 71% que llegaron a marcar en la tormenta vivida en 2020. Aun así, firmas de análisis como Credit Suisse consideran que los inversores no están valorando las posibilidades de crecimiento que ofrecen negocios como el de Santander, por su diversificación. Desde la entidad suiza aconsejan comprar acciones del banco que preside Ana Botín al que le otorgan un potencial adicional del 13,8%.

Para que el rally de la banca prosiga, Sánchez señala a la evolución de los préstamos dudosos como la clave. “Hasta ahora las quiebras han estado anestesiadas por los créditos del ICO, las moratorias y los ERTE. Queda por ver cómo resisten cuando estos escudos desaparezcan”, explica.

Normas
Entra en El País para participar