Fusión

Veolia alcanza un acuerdo de fusión con Suez, tras aceptar pagar una prima del 11%

Veolia desembolsará 20,5 euros por acción de Suez

Logotipos de Suez y Veolia
Logotipos de Suez y Veolia AFP

El enfrentamiento abierto entre Veolia y Suez por la opa que lanzó la primera sobre la segunda parece llegar a su fin. Ambas compañías han anunciado un acuerdo de fusión tras aceptar Veolia pagar un precio de 20,5 euros por acción de Suez, lo que supone una prima del 11% sobre los 18,44 euros de cierre del viernes. Las acciones de Suez suben un 9% y las de Veolia ganan un 5%.

"Veolia y Suez anuncian que han llegado a un acuerdo que permite fusionar los dos grupos", señala el comunicado conjunto emitido tras varios meses de guerra abierta. El grupo de tratamiento de agua Veolia, que es el primer accionista de Suez con un 29,9% del capital, había ofrecido 18 euros por acción, valorando a su competidora en 11.300 millones de euros, una oferta que fue rechazada por el consejo. Ahora, los 20,5 euros de la nueva oferta, supone un precio total de 13.105 millones. A falta de un "informe independiente" preceptivo en la normativa de opas, "esta oferta sería recomendada por el consejo de Administración de Suez tras la firma de los acuerdos definitivos", señala el comunicado.

La fusión dará lugar a un grupo de residuos y tratamiento de aguas con ingresos anuales cercanos a 37.000 millones. Está previsto que el acuerdo definitivo de fusión se cierre antes del 14 de mayo.

Los dos grupos proponen que la nueva Suez resultante de este acuerdo sea "propiedad de un grupo de accionistas que incluya a socios financieros de ambos grupos y a empleados". La mayoría de los accionistas de la nueva Suez serán franceses, señala la nota.

El acuerdo implica la "suspensión de los procedimientos judiciales en curso" y, tras la firma de los acuerdos definitivos, la retirada de Suez y Veolia "de todos los litigios en curso y la ausencia de nuevos procedimientos entre ellos".

Entre otros, se ha acordado la ruptura del pacto de Suez en Australia para vender a Cleanaway  su negocio de reciclaje en ese país, por un valor de unos 1.600 millones de euros. Ese pacto en Australia generó un nuevo pulso de Suez con su primer accionista, Veolia, que le reprochó una la maniobra para bloquear sus planes de opa.

El plan también recoge "desactivar" la fundación holandesa creada por Suez para albergar sus activos, que Veolia sostenía que era "opaca" y se creó sin el aval de los accionistas.

Philippe Varin, presidente de Suez, ha señalado en la nota que la compañía lleva "muchas semanas" pidiendo una solución negociada. "Hoy hemos alcanzado un principio de acuerdo que reconoce el valor de Suez", ha señalado. No obstante, asegura que el grupo se mantendrá "atento" a que se cumplan las condiciones "para alcanzar un acuerdo definitivo que ponga fin al conflicto entre nuestras dos empresas y ofrezca perspectivas de desarrollo".

Por su parte, Bertrand Camus, presidente de Veolia, confió en que con este principio de acuerdo  se alcance "una solución global que ofrezca las garantías sociales indispensables para todos los empleados y grupos de interés".

Con el fin de garantizar las condiciones a largo plazo de la nueva Suez, sus accionistas deberán suscribir los compromisos sociales durante cuatro años a partir del cierre de la opa y firmarán un compromiso para mantener sus posiciones a largo plazo. El acuerdo contempla asimismo que el ámbito de actuación de Suez serán las actividades de agua municipal y residuos sólidos en Francia (incluido el CIRSEE, principal centro de investigación en Francia), así como las actividades en el ámbito del agua y en las siguientes geografías : Italia (incluyendo la participación en Acea), la República Checa, África (incluyendo Lydec), Asia Central, India, China, Australia, y las actividades globales digitales y medioambientales (SES).

 

Normas
Entra en El País para participar