Nike se mantiene como la marca textil más valiosa, seguida por Gucci y Louis Vuitton

La española Zara conserva el sexto puesto a pesar de la caída del casi 15% del valor, con 11.201 millones de euros

Marcas textil Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La multinacional estadounidense Nike vuelve a liderar por séptimo año consecutivo el ránking de las marcas textiles más valiosas del mundo, según los datos de la consultora Brand Finance. A pesar de que la marca de equipamiento deportivo ha registrado una caída del valor del 17,5% por los estragos de la pandemia (hasta los 25.918 millones de euros), todavía mantiene una ventaja considerable frente a la italiana Gucci, la segunda clasificada, con un valor de marca de 13.280 millones de euros, un 16,6% menos que en 2020. Les sigue la francesa Louis Vuitton, que arrebata el tercer puesto a Adidas con un valor total de 12.649 millones de euros, un 15% menos que el año pasado.

La representación española ocupa el sexto puesto de la mano de Zara, el buque insignia del Grupo Inditex, que manifiesta las consecuencias del estado de alarma y el cierre prolongado de tiendas. Con un valor de 11.201 millones de euros, se sitúa como la sexta marca del sector textil más valiosa del mundo manteniendo el puesto de 2020, a pesar de la caída del casi 15% en valor. Aun así, se encuentra lejos del segundo puesto alcanzado en 2019. Loewe es la otra representación nacional del ranking desde 2020 y mantiene la posición 49 en la que entró el año pasado. La marca textil del segmento lujo y prémium también ha sufrido los efectos de la pandemia perdiendo el 9,7% de valor. Estas dos marcas concentran el 5% del valor total del ránking, mientras que en 2020 alcanzaron el 20%.

La excepción del calzado

Mientras que las marcas de los diferentes subsectores que analiza la consultora, como lujo, accesorios y joyas, ropa deportiva o relojes, se resienten por los efectos de la crisis sanitaria, hay una excepción que se ha fortalecido este año: el calzado. Es el único que registra un aumento en el valor de la marca año tras año, con un 9% más de media de crecimiento. Timberland y Converse, esta última propiedad de Nike, han tenido un desempeño particularmente bueno, registrando un aumento de valor de marca del +30,9% y +1,9%, respectivamente.

En el otro lado de la balanza están las marcas de ropa interior, que son las que más han sufrido el año pandémico. Victoria’s Secret baja el valor de marca un 26,2%, hasta los 3.500 millones de euros. Según indica Brand Finance, la marca se ha enfrentado a una reacción violenta por la falta de diversidad en su comercialización y en la alineación de modelos, un problema que se ha exacerbado a medida que los consumidores de la Generación Z redefinen las normas sociales en torno a la imagen corporal.

Normas
Entra en El País para participar