Línea Directa se aliará con eléctricas para sus pólizas de hogar

Buscará también distribuir con telecos y empresas de alarmas

Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa
Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa

Línea Directa Aseguradora, filial de Bankinter, está preparando el terreno para su salida a Bolsa. Para convencer a los inversores sobre las bondades de la compañía, está organizando encuentros en los que detalla las previsiones de crecimiento. Aunque los seguros de coche siguen siendo su principal negocio, la compañía espera crecer especialmente en seguros de salud (son su filial Vivaz) y en seguros de hogar, buscando alianzas con compañías eléctricas, telecos y de alarmas.

Olga Moreno, responsable de pólizas de hogar, explicó a gestores de fondos de inversión y otros inversores interesados que buscarán asociarse con grandes proveedores de servicios para ofrecer descuentos conjuntos. “Por ejemplo, podríamos dar precios más bajos a los clientes de una compañía eléctrica con la que nos asociemos”.

También buscarán alianzas con compañías de gas, de agua, empresas de seguridad... y otras estrategias “para incorporar grandes carteras de clientes”, apuntó la directiva.

Además, esperan crecer en los seguros de segundas residencias, en acuerdos con promotoras de viviendas y en seguros por impagos de rentas de alquiler.

El año pasado esta división ingresó 121 millones de euros y obtuvo un resultado de 6,7 millones de euros. Mientras, el seguro de coche de Línea Directa ingresó 755 millones, con un resultado técnico de 146 millones. El beneficio agregado de la compañía ascendió a 134,8 millones de euros.

Línea Directa también quiere crecer con fuerza en su división de seguros de salud. “Se trata de un mercado muy fragmentado, a pesar de que los tres principales jugadores son muy grandes. Además, nuestra propuesta con Vivaz está permitiendo atraer a clientes que nunca antes habían tenido un seguro de salud”, apuntaba David Pérez-Renovales, director de salud del grupo.

Uno de los grandes atractivos de Línea Directa para atraer inversores es alto nivel de beneficios repartidos. En los últimos cinco años, Línea Directa ha repartido 558 millones en dividendos a Bankinter, que controla todavía el 100% de la compañía.

Entre 2017 y 2019, la media del pay out (porcentaje del beneficio destinado a dividendo) de Línea Directa fue del 109%, un nivel superior a la media de sus competidores, según el documento de presentación que la aseguradora ha entregado a los inversores.

El objetivo de la compañía es superar un pay out del 70% y una rentabilidad para el accionista por encima del 25%.

La meta de solvencia de Línea Directa está fijada por encima del 180%. Este indicador es ahora del 276%, pero cede hasta el 213% si no se contabilizan los 120 millones de euros que aún están en la firma, pero que saldrán como retribución a Bankinter antes de que la aseguradora comience a cotizar en el mercado continuo.

La valoración actual de la aseguradora es de 1.434 millones de euros. Bankinter sacará a cotizar el 82,6% de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar