Índice PMI

El sector servicios español se contrajo en marzo al menor ritmo en ocho meses

Las empresas prevén que el programa de vacunación contra el Covid-19 mejore su negocio después de mediados de año

Varios clientes toman café en una terraza de un bar de Vitoria, País Vasco.
Varios clientes toman café en una terraza de un bar de Vitoria, País Vasco. EFE

La actividad del sector servicios español se contrajo en marzo al ritmo más lento de los últimos ocho meses, con la tasa más baja de pérdidas de empleo en más de un año, según la encuesta realizada este miércoles por IHS Markit, que constata que las empresas tienen la esperanza de que el programa de vacunación contra el Covid-19 mejore su negocio después de mediados de año.

El índice de gestores de compras (PMI) de IHS Markit de las empresas de servicios, que representan alrededor de la mitad de la producción económica del país, subió a 48,1 el mes pasado frente al 43,1 de febrero. El dato es mejor que el esperado por los analistas, que pronosticaban una mayor caída hasta el 45,8. No obstante, la cifra sigue por debajo del umbral de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

"El ritmo de contracción fue modesto y el más débil registrado por el estudio desde julio del año pasado", dijo Markit. Desde que se impusieron las primeras restricciones por coronavirus en marzo de 2020, el indicador ha estado por debajo de 50 todos los meses, excepto junio y julio cuando España salió del bloqueo.

"Los últimos datos de la economía del sector servicios de España, aunque continúan indicando una contracción, brindan alguna esperanza de estabilización en el sector tras unos meses terribles", declaró Paul Smith, economista de IHS Markit, destacando que la actividad y los nuevos pedidos cayeron a unos ritmos notablemente más lentos, mientras que la pérdida de puestos de trabajo fue la más débil en más de un año.

Las empresas continuaron experimentando un impacto negativo en su actividad por las restricciones impuestas por el virus, aunque en menor grado que en los últimos meses, gracias a la mejora de la demanda subyacente. Las ventas en general disminuyeron afectadas principalmente por una caída de los nuevos pedidos procedentes del extranjero, especialmente en los servicios de turismo y hospedaje.

En este sentido, en el mes de marzo los fabricantes españoles aumentaron sus plantillas al ritmo más rápido desde mediados de 2018, pero al mismo tiempo se observó otra ronda de destrucción de empleos en el sector servicios, una situación que se alarga ya más de un año y que, en esta ocasión, respondió a una reducción de los nuevos pedidos y a un esfuerzo por mantener al mínimo los gastos operativos.

Pese el riesgo de un mayor endurecimiento de las restricciones en Europa y en España por la pandemia, Smith dijo que muchas empresas veían ahora "un camino claro" hacia la recuperación, dado que se espera que la vacunación se acelere en el segundo trimestre.

Subida del sector privado

Por su parte, el índice PMI para las manufacturas españolas se situó en marzo en 56,9 puntos desde los 52,9 de febrero, su mayor nivel desde diciembre de 2006. Así, la actividad del sector privado en España registró en marzo su primera expansión mensual desde julio de 2020, al alcanzar los 50,1 puntos, frente a los 45,1 del mes anterior, gracias a la aceleración del sector manufacturero y una contracción más suave del sector servicios.

El PIB de España registró en 2020 su peor año, con una contracción del 11%. El PMI de servicios se hundió hasta un mínimo histórico del 7,1 en abril, cuando se detuvo toda la actividad económica no esencial.

Zona euro

De su lado, la actividad del sector privado de la zona euro puso fin en marzo a cuatro meses consecutivos de contracción, según el PMI, que se situó en 53,2 puntos desde los 48,8 del mes anterior, lo que representa el mayor ritmo de crecimiento desde el pasado mes de julio. En concreto, la actividad del sector servicios de la zona euro alivió en marzo su caída, con una lectura del PMI sectorial de 49,6 puntos, frente a los 45,7 de febrero, mientras que el PMI manufacturero registró un nivel récord de 62,5 puntos desde los 57,9 del mes anterior.

"La actividad comercial de la zona euro se recuperó en marzo, retornando al crecimiento después de cuatro meses de declive, y registró una expansión que superó las previsiones", declaró Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit.

Esta tendencia alcista de la actividad del sector privado en general se observó en toda la zona euro y todos los países analizados registraron lecturas del índice PMI compuesto de al menos 50 puntos, que separa la expansión de la contracción.

Alemania, con un resultado de 57,3 puntos, el más elevado en 37 meses, lideró la recuperación, por delante de Italia y España, con lecturas de 51,9 y 50,1 puntos, mientras que el dato de Francia se situó en 50 puntos, poniendo así fin a siete meses consecutivos de contracción.

El incremento de la actividad de las empresas de la eurozona vino impulsado por el aumento de los nuevos pedidos, lo que afectó a las cargas de trabajo en general, provocando la primera acumulación de trabajos pendientes de realización desde noviembre de 2018. De este modo, las empresas optaron por contratar más trabajadores por segundo mes consecutivo y lo hicieron al mayor ritmo desde junio de 2019, aunque continuó la divergencia y se observó una mejor evolución en el sector manufacturero que en el de servicios.

Normas
Entra en El País para participar