Optimismo en el mercado

Europa se suma a los máximos de Wall Street: el Dax y el Euro Stoxx 600 marcan récord

El Cac francés y el Euro Stoxx 50 recuperan niveles prepandemia

Europa se suma a los máximos de Wall Street: el Dax y el Euro Stoxx 600 marcan récord pulsa en la foto

La actividad regresa a las Bolsas europeas con renovado optimismo. Después del parón de Semana Santa los inversores redoblan su apetito por el riego y razones parece que no les falta. A los buenos datos macroeconómicos en EE UU publicados en las últimas sesiones se suma la aceleración del ritmo de vacunación y los estímulos fiscales y monetarios que contribuyen a apuntalar la recuperación. Con este escenario como telón de fondos índices como el Dax alemán y el Euro Stoxx 600 revalidan los máximos históricos, una tendencia que impera en Wall Street desde mediados de 2020.

El Dax alemán no es la primera vez que logra pulverizar récords. Como viene sucediendo en EE UU desde mediados del pasado ejercicio, en los últimos meses la Bolsa germana ha marcado nuevos máximos. El último ayer mismo cuando avanzó un 0,7%, hasta los 15.212,68 puntos. Desde los mínimos registrados tras el estallido de la pandemia, el índice se anota un 80,2% y logra situarse un 10,3% por encima de los niveles previos al estallido de la crisis.

A la corriente de máximos históricos se sumó ayer el Euro Stoxx 600 que, tras anotarse un 0,7%, logró superar los 433,9 puntos registrados en febrero de 2020, su récord hasta la fecha. No lograron revalidar sus marcas índices como el Cac francés (0,47%) o el Euro Stoxx (0,62%), pero si consiguen recuperar las cotas previas al estallido de la crisis. “Los mercados se han reposicionado para la reactivación económica y las empresas que mejor comportamiento pueden registrar ahora son aquellas capaces de obtener beneficios”, señala Nigel Bolton, codirector de inversiones de renta variable de BlackRock.

Escenario bien distinto es el que viven índices como el Ibex 35, el FTSE británico y el Mib italiano. Aunque el selectivo español no escapó ayer a la corriente compradora (subió un 0,66%) y en lo que va de año avanza un 6,95%, continúa un 14,37% por debajo de los 10.083,6 puntos que marcó en febrero de 2020. Por su parte, la Bolsa británica y la italiana pese a anotarse un 5,62% y un 11,37% en el año –desde los mínimos del año pasado recuperan un 36,6% y un 66,2%– están a un 8,49% y un 2,8% de los niveles previos al estallido de la pandemia.

Con la vista puesta en los próximos meses, Natalia Aguirre, directora de estrategia de Renta 4, señala que la evolución de la pandemia y las restricciones serán claves para la evolución de las economías y los mercados. “Cuanto más se avance en el control de la pandemia, mejor reaccionarán las Bolsas por cuanto la recuperación de un ritmo normalizado de actividad económica permitirá a su vez una recuperación de los resultados empresariales”, afirma. La experta añade que esto es más determinante aún en las Bolsas europeas que en las estadounidenses por su mayor componente cíclico.

Junto a esto, Aguirre destaca la tolerancia que muestre el BCE al repunte de la inflación para mantener sin cambios su política monetaria expansiva pues en sintonía con lo señalado por Diego Morín, analista de IG, la situación que están viviendo las Bolsas se debe en una parte importante a las continuas inyecciones de liquidez que vienen realizando los bancos centrales desde el estallido de la crisis.

Aunque la euforia de las últimas semanas es innegable desde MacroYield abogan por la prudencia y señalan que algunos indicadores como los principales índices de sentimiento podrían estar alertando de cierta complacencia entre los inversores. De cara a la recta final del segundo trimestre “las señales económicas podrían comenzar a dar signos de moderación dentro del crecimiento que podrían hacer a los inversores plegar velas”, remarcan. En IG consideran la volatilidad y la incertidumbre seguirán presentes.

Normas
Entra en El País para participar