Recomendaciones

Santander se aproxima a los máximos del año de la mano de Credit Suisse

Los expertos de la entidad aconsejan sobreponderar y le otorgan un potencial del 12%

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín Efe

Santander se anota un 2% y se aproxima a la barrera de los tres euros por acción con la ayuda de Credit Suisse. El departamento de análisis de la entidad suiza se muestra optimista y destaca que, aunque desde los mínimos marcados en 2020 las acciones de Santander recuperan un 99%, la remontada sigue insuficiente y que el mercado infravalora la historia de crecimiento de la entidad que preside Ana Botín, una estrategia basada en un agresivo programa de costes en Europa y un alza de los ingresos en las divisiones de Latinoamérica. "Mientras que los bancos del sur de Europa se han revalorizado significativamente en los últimos 12 meses, Santander sigue estando más cerca de los mínimos observados en anteriores desaceleraciones económicas", señalan.

En base a esto desde Credit Suisse mejoran su recomendación a sobreponderar desde neutral y fijan como precio objetivo los 3,3 euros por acción, una valoración que implica otorgarle un potencial de subida del 12,24% desde los precios actuales. Adicionalmente, los analistas prevén que el ROTE de Santander aumente al 12,2% para 2023. En 2020 este indicador se situó en el 6,5%. El programa de reducción de costes en Europa y el crecimiento de los ingresos en sus diferentes divisiones ayudarán a alcanzar este objetivo.

En el Viejo Continente Santander se ha marcado como objetivo una reducción orgánica de los costes del 10% hasta 2022, en línea con la reducción media de costes lograda en anteriores operaciones de fusiones y adquisiciones en la región. "En el resto de países esperamos que una recuperación más rápida del gasto de los consumidores en EE UU y las perspectivas positivas de los tipos de interés en Brasil proporcionen un crecimiento diferenciado de las líneas superiores", sostienen. Asimismo, los expertos destacan que Santander tiene una mayor protección gracias a la diversificación, con la menor volatilidad histórica de los rendimientos y la capacidad de asignar el capital de forma más dinámica entra las divisiones.

Aunque las perspectivas son optimistas, el escenario no está exento de riesgos. Entre las principales amenazas en Credit Suisse apuntan a una mayor ralentización o retraso de la recuperación en Europa, algo que afectaría al negocio de Santander. Además de la evolución macroeconómica, los expertos apuntan como uno de los principales riesgos a la inestabilidad política en Brasil. En el lado de los catalizadores desde la entidad suiza señalan a las pruebas de resistencia de los bancos europeos, cuyos resultados se conocerán en julio de 2021.

Normas
Entra en El País para participar