Banca

Goirigolzarri triplica su sueldo como presidente de CaixaBank a 1,65 millones

La entidad aprobará en su junta elevar el pago variable al 200% del fijo para 216 empleados con implicación directa en el nivel de riesgo

El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri. Europa Press

El nuevo presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, percibirá una remuneración fija anual de 1,65 millones de euros, a la que puede sumar una retribución variable de hasta 200.000 euros en caso de cumplir objetivos, según la propuesta que se someterá a votación en la junta de accionistas del 14 de mayo. Además, la entidad llevará a la asamblea la aprobación del nivel máximo de retribución variable del 200% de su sueldo fijo para los 216 empleados cuyas actividades profesionales inciden de manera significativa en su perfil de riesgo.

Goirigolzarri, que más que triplica su remuneración como presidente de Bankia –cobró 500.000 euros el año pasado porque la entidad tenía limitados los sueldos por las ayudas recibidas, renunció a la parte variable–, tendrá un incentivo a largo plazo, también de carácter variable y materializado en acciones de la entidad durante distintos ejercicios a partir de 2025, que solo percibirá si se cumplen los objetivos fijados por la entidad.

Jordi Gual, anterior presidente de CaixaBank y que, a diferencia de Goirigolzarri, no tenía funciones ejecutivas, percibió una remuneración de 1,382 millones en 2020, de la que 1,090 millones correspondían al salario fijo. Según fuentes de la entidad, el consejo de administración ha considerado la nueva dimensión del banco, primer grupo financiero en España y décima compañía del Ibex por capitalización bursátil, además de la circunstancia de que el nuevo presidente cuenta con funciones ejecutivas.

"A la hora de establecer la política de remuneración para el nuevo presidente, también se han tenido en cuenta las recomendaciones de la Autoridad Bancaria Europea, procurando que la parte variable cuente con cierto peso en el mix retributivo", han añadido.

Con esta propuesta a la junta de accionistas, CaixaBank procede a la actualización de su política de remuneración del consejo de administración que aprobó en 2020 para el periodo 2020-2022, y lo hace como consecuencia de la fusión de Bankia y la nueva composición de su máximo órgano de gestión. El nuevo texto no incorpora novedades significativas en la retribución del consejero delegado, que recibirá un sueldo fijo en metálico de 2,26 millones de euros, ni en la del resto de consejeros.

Normas
Entra en El País para participar