La caída de Archegos apunta a peligros latentes

El colapso de la entidad aún no ha arrastrado a otros mercados más amplios, pero es pronto para considerarlo aislado

La caída de Archegos apunta a peligros latentes

¿Cómo puede el derrumbe de un solo intermediario cargarse buena parte de los resultados de un banco en el año? Esa es la pregunta que los inversores de Credit Suisse y Nomura se hacen después de que ambas entidades anunciasen que sufrirían pérdidas significativas tras el colapso de Archegos Capital Management. Los flagrantes fallos de control llevan a peguntarse si hay otros peligros latentes en la contabilidad de los bancos.

Las acciones del banco francés y del japonés cayeron en torno al 16% el lunes, borrando de un plumazo, sumados los dos, unos 8.400 millones de dólares en el valor de las acciones. Nomura dijo que tiene una reclamación de unos 2.000 millones de dólares contra un cliente que, según Reuters, se trata de Archegos, un negocio familiar dirigido por el antiguo director de Tiger Asia, Bill Hwang. Financial Times informaba de que las pérdidas de Credit Suisse podrían estar entre 3.000 y 4.000 millones de dólares después de que el fondo dejase de cubrir márgenes de garantía a finales de la semana pasada. La pérdida entre ambos podría ser equivalente al resultado neto combinado que los dos bancos esperaban generar en el ejercicio, según estimaciones de Refinitiv.

Ninguno de los dos bancos ha sido claro acerca de cómo un solo cliente podía salirles tan caro. Es cierto que las operaciones subyacentes de Hwang pueden haber sido peligrosas. Según algunas informaciones, Archegos usó derivados como contratos por la diferencia para apostar por compañías de alta valoración como GSX Techedu y Baidu. Esos instrumentos venían ya apalancados, con lo cual se magnificaban las pérdidas si el mercado cambiaba. A Nomura y a Credit Suisse también parece que les ha pillado la parte final de un efecto dominó, debido a que rivales como Goldman Sachs y Morgan Stanley retiraron su colateral de Hwang. Las ventas de tramos multimillonarios de acciones por parte de esos bancos causaron el desplome de valores como ViacomCBS, en un típico caso de tonto el último.

Pero el volumen de las pérdidas implica un fallo más amplio en la más elemental gestión de riesgo. Las ocho acciones asociadas más frecuentemente con Hwang, según publican los medios, cayeron una media del 36% la semana pasada. Es muchísimo, pero queda dentro de los límites de los escenarios más pesimistas que deben contemplar los bancos cuando facilitan créditos para operaciones arriesgadas. También cuesta entender cómo los bancos aprobaron exposiciones tan amplias.

Una respuesta probable es que las mesas de intermediación de Nomura, Credit Suisse y otros bancos se vuelvan más estrictas a la hora de prestar. Eso a su vez podría propiciar una ola de ventas forzadas en otros fondos de cobertura con mucho apalancamiento, con el potencial de dejar expuestos a otros inversores que se han pasado de la raya. El hundimiento de Archegos aún no ha arrastrado a otros mercados más amplios, pero es demasiado pronto para considerarlo un hecho aislado.