Iglesias se despide del Gobierno con una inyección de 238 millones a las regiones para reforzar dependencia

Sánchez anunciará esta tarde el rediseño del Gobierno tras la salida de Iglesias

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda), conversa con el vicepresidente Pablo Iglesias, durante la reunión del Consejo de Ministros.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda), conversa con el vicepresidente Pablo Iglesias, durante la reunión del Consejo de Ministros.

El vicepresidente segundo del Gobierno de coalición y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, se despide hoy de su puesto en el Ejecutivo aprobando una inyección de 238 millones de euros a las comunidades autónomas para reforzar las ayudas a la dependencia.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, maría Jesús Montero, ha desvelado que durante la cita del Gabinete “el presidente del Gobierno le ha mostrado el reconocimiento, el afecto y el agradecimiento por la tarea y la labor realizada” y ha recordado el “duro comienzo que tuvo este primer Gobierno de coalición de nuestra historia con la irrupción de la pandemia y la crisis económica”.

Montero ha detallado que el presidente del Gobierno comparecerá esta tarde ante los medios de comunicación para anunciar los cambios que hará en el Consejo de Ministros tras la salida de Iglesias.

“Hoy ha sido mi último Consejo de Ministros y es un orgullo poder contaros que he terminado mi etapa en el gobierno de coalición cumpliendo uno de los objetivos del acuerdo de Gobierno que correspondían a la vicepresidencia social. Este objetivo era reconstruir el sistema de atención a la dependencia en España”, ha aseverado el también líder de Unidas Podemos en un vídeo difundido por su formación.

“Hoy hemos aprobado la distribución entre las comunidades autónomas de más de 238 millones de euros” para reforzar la ayuda a la dependencia tras la situación “absolutamente dramática” en la que se encuentran estos servicios, ha aseverado, “tras los recortes del PP”.

“En este año tan duro y tan complicado hemos trabajado mucho para sentar las bases de la reconstrucción del sistema de la dependencia y lo hemos hecho, para sorpresa de muchos, con el diálogo social. Hace dos semanas firmábamos junto a sindicatos y patronal el acuerdo del plan de choque en dependencia que revierte en un solo año los recortes del PP y plantea aumento progresivo de la inversión en los siguientes ejercicios”, ha reivindicado Iglesias.

“Ahora la reducción de las listas de espera y la mejora de las condiciones laborales de las trabajadoras del sector va a depender en gran medida de la gestión que hagan las comunidades del dinero que les damos”, ha sostenido el líder de la formación morada.

“Ha sido un honor ser vicepresidente del Gobierno de España hora me toca seguir trabajando donde creo que puedo ser más útil”, ha añadido Iglesias, que deja su cargo para concurrir a las elecciones anticipadas de Madrid el 4 de mayo como cabeza de lista por Podemos.

“La nueva vicepresidenta Yolanda Díaz va a seguir demostrando el trabajo extraordinario que es capaz de hacer”, ha declarado sobre su sucesora, que compaginará su actual cartera de Trabajo con una vicepresidencia tercera, situada ya por debajo de la segunda que asumirá la titular de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Iglesias también se ha referido a sus secretarios de Estado, Ione Belarra, llamada a sustituirle al frente del ministerio de Derechos Sociales, y Nacho Álvarez, estratega económico de su partido, de los que ha dicho que “son el mejor equipo”.

El hasta ahora vicepresidente se ha despedido también haciendo balance de su experiencia en el cargo. “En este año he confirmado que el Gobierno es un instrumento con una enorme capacidad para movilizar recursos y mejorar la forma de organizarnos como sociedad. Hemos puesto por delante el interés general y hemos logrado que este Gobierno afronte la crisis de una manera distinta a la del año pasado”, ha defendido.

“En frente del Gobierno hay oligarquías que ejercen su inmenso poder político, económico y mediático para que las instituciones defiendan sus intereses y no los de la mayoría. Esto junto con la correlación de fuerzas de la coalición hace que haya muchos límites y contradicciones”, ha admitido, asegurando que cree que han demostrado “que a pesar de todo las cosas se podían hacer mejor, que a nosotros no se nos compra y que somos capaces de producir mejoras”.

Normas
Entra en El País para participar