El Ibex choca con los 8.500 lastrado por Telefónica

El selectivo español cae un 0,07% y la teleco, un 3,72%

Ibex 35
Interior de la Bolsa de Madrid. EFE/ Altea Tejido Sánchez/Archivo EFE

Las Bolsas entran en la recta final del mes y el trimestre. A la volatilidad propia del ajuste de carteras que suelen realizar los grandes fondos de inversión y de pensiones de cara al medio en las últimas sesiones los mercados se han movido al son de informaciones contrapuestas. Mientras en países como EE UU, Reino Unido e Israel el avance de la vacunación se ha traducido en una caída de las hospitalizaciones por covid, en Europa los retrasos en el proceso de inmunización se están dejando sentir con fuerza. El aumento del número de contagios adentra al Viejo Continente en la temida cuarta ola, una situación que ha llevado a las autoridades a incrementar las restricciones a la movilidad. Las nuevas limitaciones son vistas con recelo por los inversores que empiezan a descontar rebajas en las previsiones de crecimiento por parte de los estados.

Con este escenario como telón de fondo el Ibex, al igual que el resto de Bolsas europeas, ha presentado este lunes un comportamiento errático. El selectivo español concluye la sesión en tablas (-0,07%)  y tras haber recuperado los 8.500 puntos en niveles intradía, la debilidad de los últimos minutos le llevaron a perder esa cota. "Se perdieron los 8.500 puntos semanales y tuvo que ser la zona de los 8.300-8.350 la que funcionase como soporte. Esa es la zona válida en el corto plazo. Por arriba, 8.500, 8.750 y los 8.900-9.000 como objetivo final", señala Javier Molina, portavoz de eToro.

Mejor suerte corrieron el resto de Bolsas europeas que lograron mantener las alzas de la recta final de la jornada. El Dax alemán se anotó un 0,47%; el Cac francés, un 0,45% y el Mib italiano, un 0,12%. Como en el caso de la Bolsa española, el FTSE británico empató (-0,07%). Al otro lado del Atlántico las pérdidas dominaban el mercado al cierre de los mercados europeos, pero se recuperaron parcialmente al final de la jornada: el Dow Jones sumó un 0,3% y el Nasdaq cayó un 0,6%. Los inversores permanecen expectantes a conocer el programa económico por importe cercano a los tres billones de dólares de Joe Biden. En el se incluye un importante plan de infraestructuras y nuevos apoyos a los afectados por la pandemia. No obstante, la mirada estará puesta en la estretegia de financiación que como señalan desde Link Securities pasa por un aumento de la deuda y un alza de los impuestos a las empresas y a las rentas más altas.

Pero más allá del contexto macroeconómico y la situación epidemiológica, hoy las operaciones corporativas han jugado un papel destacado en la Bolsa española. Telefónica ha sido durante toda la sesión el princiola lastre del selectivo. La operadora se ha dejado un 3,72%, descenso que le ha restado 15 puntos al selectivo y llevan a las acciones a perder los 4 euros por acción, en la que ha sido su peor sesión desde el pasado 26 de febrero (-3,89%). Las caídas de la cotizada que preside José María-Álvarez Pallete obedecen al temor de los inversores a un aumento de la competencia tras la opa de MasMóvil sobre Euskaltel (15,95%). No obstante, los expertos advierten que esta no será la última operación del sector de las telecomunicaciones, una industria en fase de consolidación. Junto a Teléfonica, IAG (-1,79%) y BBVA (-1,49%) completan el trío de las cotizadas más castigadas.

En el lado puesto se ha situado Almirall, que se ha disparado 12,71%, en su mejor sesión desde 2008. El responsable esta vez ha sido Goldman Sach que la incluido en la lista de cotizadas a comprar y le otorga un potencial de revalorización del 30,7%. Cellnex (4,69%) y Ferrovial (1,89%) completan el podium de valores más alcistas.

Además de estos valores, hoy ha sido una sesión de estrenos en el Ibex 35. Fluidra ha desembarcado en el selectivo sustituyendo a Bankia tras dejar de cotizar el viernes al consumar su fusión con CaixaBank. En el primer día como miembro del Ibex, la compañía se ha anotado un 0,43%. Las acciones de Caixabankde nueva emisión para atender el canje de la fusión con Bankia han sido admitidas a negociación y han empezado hoy a cotizar. Los títulos de la entidad han cerrado con una caída del 0,8%. El resto de entidades concluyen con signo mixto. Además de BBVA, Santander se deja un 1,1% mientras Sabadell y Bankinter, suben un 0,42% y 0,39% respectivamente.

Las expectativas de inflación creadas por las materias primas siguen presionando al alza de las rentabilidades de la deuda. El bono español a 10 años volvió a situarse por encima del 0,3% mientras que el bund repuntó del -0,34% al -0,31%.

Los avances para acabar con la congestión que vive el Canal de Suez sirvieron de corrección al barril de Brent que logró rozar los 65 dólares.

Normas
Entra en El País para participar