La compra de vivienda por parte de extranjeros cae un 25% en 2020 hasta las 47.500 operaciones

Los británicos siguen siendo los principales demandantes de inmuebles, con el 13% de todas las transacciones foráneas

Viviendas en Canarias.
Viviendas en Canarias. EFE

Las fuertes restricciones a la movilidad internacional derivadas de la crisis sanitaria del Covid-19 han acelerado la tendencia a la baja que se venía observando durante los últimos años en el peso de los extranjeros en la compraventa de vivienda en España. En 2020, según datos del Colegio de Registradores, el 11,3% de las operaciones correspondió a foráneos, frente al 12,6% de 2019, lo que se traduce en unas 47.500 transacciones frente a las 63.000 de un año antes.

Así lo muestra la Radiografía del mercado de vivienda en un año de pandemia, dada a conocer este jueves por los registradores. En ella, se observa que las comunidades autónomas con mayor peso de compra por extranjeros coinciden un año más con las de gran actividad turística, con Baleares en primer lugar, con el 29,6%, seguida de Comunidad Valenciana (23,3%) Canarias (22,8%), y Murcia (18,5%).

A su vez, el 7% del total de compras de inmuebles realizadas por foráneos presentaron un importe igual o superior a los 500.000 euros (6,1% en 2019). El 34,3% de estas compras correspondieron a nacionalidades no comunitarias, frente al 36,1% de 2019.

Distribución

Por nacionalidades, los británicos siguen siendo, un año más, el principal público del mercado inmobiliario del país. Las transacciones firmadas por españoles representaron en 2020 el 88,6% del total, mientras que la de los extranjeros supusieron el 11,4%. Dentro de este grupo, los compradores británicos realizaron el 13% de las operaciones, por encima de los franceses (8%), alemanes (7,7%) y  marroquíes (6,7%). No obstante, con unas 6.000 firmas, los clientes provenientes de Reino Unido siguen con su tendencia a la baja y se alejan de los máximos registrados en 2018, cuando se anotaron en torno a las 10.000.

La mayor parte de las operaciones extranjeras, explican los registradores, "corresponden a nacionalidades que fijan su residencia en España en lugares de alta intensidad turística, previsiblemente, en buena parte, residentes". Las nacionalidades que fijan su destino en España por motivos laborales, sin embargo, "mantienen su peso relativo, pudiendo verse afectado su peso futuro en función de la evolución de la actividad económica, a diferencia de los que deciden comprar en lugares de alta densidad turística, para los que la previsible mejora de la movilidad podrá dar lugar a un aumento de su nivel de demanda".

Con todo, muestran los datos, el peso de los foráneos en la compraventa de vivienda ha ido cayendo en los últimos años. Entre 2014 y 2017, ambos incluidos, el peso extranjero en el mercado rondó el 13%, con el máximo (13,25%) en 2016. En 2018 y 2019, el porcentaje cayó al entorno del 12,5%, y en el año del Covid, la cifra se ha reducido al 11,32%. Con todo, sigue siendo un porcentaje superior a los registrados entre 2009 y 2013.

Por regiones

No hay ninguna duda de que los destinos que buscan los extranjeros son eminentemente turísticos, por lo que en algunas provincias los foráneos superan o se acercan mucho a un tercio del total de las compras registradas en la zona. El récord indiscutible lo tiene Alicante, con el 37% de las transacciones en manos de uno de estos perfiles. Baleares no se queda muy atrás, con casi el 30%. En Málaga y Santa Cruz de Tenerife, la cifra roza el 28%, y en Girona, el 25%.

Normas
Entra en El País para participar