Telefónica acelera en la estrategia de ajuste de su corporación

Comunica bajas en los últimos días, que podrían llegar a 200

Lleva a cabo salidas pactadas, bajas incentivadas y recolocaciones

Telefónica acelera en la estrategia de ajuste de su corporación

Telefónica ha acelerado en uno de los puntos principales de su estrategia: el ajuste y readaptación de su corporación a la nueva etapa. La compañía ha comunicado en los últimos días la salida de personal en este ámbito del grupo, que podrían rondar en su conjunto las 200, si bien las cifras podrían aumentar, dado que el proceso está abierto. La cifra supone en torno a un 20% de este segmento, según señalan fuentes del sector.

La compañía no ha querido hacer comentarios sobre este proceso.

Otras fuentes del sector explican que este plan de ajuste ha incluido salidas pactadas, bajas incentivadas, congelación salarial a directores y gerentes, así como la recolocación en otros departamentos y divisiones de personal administrativo, que en los últimos tiempos ha estado adscrito a la corporación.

Algunas de las salidas están vinculadas a planes de bajas incentivadas, que estaban abiertos, en los que se contemplaban distintas condiciones como la antigüedad. De esta forma, han salido personas que acumulaban una larga trayectoria en la operadora.

En su conjunto, estos cambios están afectando a la gran mayoría de los departamentos de la corporación, que se están readaptando a este nuevo escenario.

Duplicidades

A finales de 2019, la operadora lanzó cinco grandes líneas estratégicas de cara al planteamiento de la nueva Telefónica. Una de ellas pasaba por la adaptación del rol y funcionamiento del centro corporativo a la nueva realidad, “poniendo el foco en aquellas actividades que aportan un valor diferencial al resto de unidades y que nos permiten capturar el valor de la escala, eliminando algunas duplicidades existentes con las estructuras de los países”.

Bajo esta estrategia, la compañía buscaba “ganar agilidad en la implementación de los cambios necesarios para dar un mejor servicio a los clientes y aprovechar las escalas y sinergias del grupo”.

En este periodo, la compañía ha introducido cambios en su estructura, incluidos en las líneas estratégicas lanzadas en 2019, que han afectado a la corporación. Entre ellos destaca la creación de Hispam, que ha agrupado los activos en Latinoamérica, con excepción de Brasil; se han vendido activos de infraestructuras, como las torres de Telxius o participaciones en los vehículos de fibra; y se han establecido nuevas divisiones como Tech o Infra. Estas filiales, que trabajan de forma independiente, han absorbido su propio personal y mandos directivos.

En términos generales, Telefónica ha aplicado distintos programas de reducción de costes, entre los que destacó el PSI, incluido en el segundo convenio de empresas vinculadas en España, firmado en otoño de 2019. En 2020, la teleco redujo sus costes por operaciones un 2,6% orgánicamente (un 15% reportado) por las mejoras en costes y eficiencias. La plantilla del grupo se redujo un 4,1%, hasta 113.182 empleados.

La operación Telxius sigue avanzando

La CNMC ha aprobado en primera fase la operación de venta de las torres de telefonía móvil en Europa de Telxius, filial de Telefónica y participada por KKR y Pontegadea, a American Tower. La transacción incluye las sociedades Inmosites, Telxius Torres España y Telxius Towers Gernamy.

La operación tiene una gran relevancia para Telefónica, dentro de sus planes de recorte de deuda. La operadora acordó a principios de enero la venta de las citadas torres (en torno a 30.700 entre Europa y Latinoamérica) al grupo estadounidense por 7.700 millones de euros en efectivo. La teleco señaló que la plusvalía rondaría los 3.500 millones de euros, mientras que la deuda se reduciría en cerca de 4.600 millones.

Normas
Entra en El País para participar