Contante y Sonante

Examen del BdE a la banca para evitar la exclusión financiera

Las entidades se han comprometido a buscar vías para que las zonas rurales puedan operar con la banca tradicional pese al cierre de oficinas

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España

La directora general de supervisión del Banco de España, Mercedes Olano, volvió a confirmarlo el pasado jueves. Las entidades financieras españolas deben seguir cerrando oficinas y reduciendo plantilla. Y así será durante los dos próximos ejercicios, explicó en la presentación de la Memoria de supervisión bancaria correspondiente a 2020.

De momento, en 12 años, desde 2008 –ejercicio récord en número de sucursales bancarias con 45.662, y en el que se iniciaron los cierres de locales coincidiendo con la crisis financiera– hasta 2020 los bancos que operan en el país han prescindido de 23.391 agencias, o lo que es lo mismo, han clausurado el 51,2% de toda la red, para situar el número al inicio del presente ejercicio en 22.271. Por primera vez se han cerrado más de las que operan en la actualidad, y la cifra sigue en picado.

De momento, la banca ya ha anunciado o está a punto de anunciar planes para reducir el número en otras 5.000 oficinas, y suma y sigue. Fuentes bancarias, de hecho, calculan que entre 2021 y 2023 se pueden cerrar 8.000 sucursales en el mercado doméstico.

La misma suerte corre la plantilla del sistema financiero. Se cierran sucursales, se recorta el empleo. Se digitalizan los servicios, se prescinde de mano de obra. Desde ese comentado 2008 hasta el fin de 2020 los bancos han disminuido su plantilla en España en casi 100.000 trabajadores, un número redondo y alarmante. Pero la salida de personal de este sector seguirá durante este año y 2022, según ha apuntado el Banco de España.

La digitalización de la banca, unido a la necesidad de mejorar su eficiencia y aumentar su rentabilidad, parece que así lo reclama.

Pero, pese a esta debacle, el Banco de España asegura que no se ha producido o se producirá la exclusión financiera de una parte de la población, sobre todo en las zonas rurales, las más afectadas por el cierre de sucursales, y las más vulnerables. El supervisor bancario ha analizado la situación y ha logrado el compromiso de la banca para que en toda la geografía nacional no falte el servicio bancario.

Las conexiones de Plus Ultra con
el Covid y el material sanitario proveniente de China, más leña ante su polémico saneamiento

Olano explicó que las entidades financieras mantendrán abiertas oficinas en plazas rurales, y en el caso de que no existiera una sucursal, se supliría por un agente financiero, o por autobuses bancarios, o se abriría una sucursal algunos días a la semana y se dejarían abiertos 24 horas los cajeros automáticos. O en su defecto, se llegaría a acuerdos entre la banca y otros organismos o compañías para que los clientes más vulnerables puedan operar.

Este es el caso de Banco Santander, entidad que firmó un acuerdo en septiembre pasado con Correos para compensar el cierre de sucursales (este año cerrará más de 1.000) con los 4.675 puntos de venta de este organismo público. Correos, a su vez, anunció a principios de este mes que instalará cajeros automáticos en un centenar de oficinas. Estos terminales, que pertenecen a la red Euro Automatic Cash, se irán implantando también en zonas rurales que no cuenten con sucursales bancarias.

Otra solución, explotada en España por primera vez por ING, es el poder realizar retiradas de efectivo o ingresos en supermercados o gasolineras, por ejemplo, tras la firma de acuerdos. Ya hay más entidades que prevén llegar a acuerdos parecidos, como N26, aunque en este caso está aún en fase muy incipiente.

CaixaBank y Bankia, que prevén formalizar su fusión y ser ya jurídicamente una sola entidad el próximo viernes, anunciaron cuando comunicaron su fusión que no iban a dejar de prestar servicios en los pueblos en los que son la única entidad financiera, en total, en unas 300 plazas. Además, tienen previsto ampliar las rutas de su ofibús.

Y cambiando de asunto. El jueves también Sabadell anunció su nueva estructura y organigrama tras la llegada de César González-Bueno como consejero delegado, cargo que le otorga el honor, por primera vez en este banco, de convertirse en el primer ejecutivo de la entidad, una vez que Josep Oliu deja todas las responsabilidades ejecutivas. De hecho, ha desaparecido del nuevo organigrama.

González-Bueno se convierte también en el primer ejecutivo de Sabadell no catalán. Lo mismo sucede con otro peso pesado en el grupo, Leopoldo Alvear, que proviene de Bankia, o del número dos de banca de particulares, Jorge Rodríguez, que viene de ING. Y parece que el fichaje del responsable de banca de particulares tampoco estaba vinculado hasta ahora a la banca catalana. Es toda un revolución en una entidad que tiene sus orígenes en el tejido industrial de Sabadell. El banco fue creado en 1881 por un grupo de empresarios y comerciantes con el objetivo de financiar la industria textil local y proveerla de las materias primas que necesitaba, en condiciones favorables.

Por cierto, un tema que parece que se le está atragantando al Gobierno, y más concretamente a la SEPI, es la inyección de capital público a la pequeña aerolínea Plus Ultra. Esta firma ha sido rescatada por el Estado con 53 millones de euros bajo el paraguas de caída de negocio por el Covid. Las voces críticas ante este rescate no se han hecho esperar. Sus orígenes vinculados al chavismo y su financiación con fondos opacos desde el paraíso fiscal de Panamá, según apuntan varios medios y fuentes políticas, han añadido más leña al incendio que ha provocado el saneamiento de esta aerolínea.

A ello se suma que Canarias adjudicó a dedo 1,1 millones de euros para el traslado de material sanitario desde China a una aerolínea sin licencia, que recurrió a Plus Ultra, según las informaciones recogidas en estos días por la prensa canaria.

De momento, Coalición Canaria, PP y Ciudadanos reclamarán una explicación al Gobierno regional sobre los vuelos de Plus Ultra a China, según han explicado. La aerolínea ha sido considerada estratégica por el Ejecutivo central porque sus conexiones desde Madrid a Tenerife facilitan los desplazamientos de los inmigrantes sudamericanos y de sus familiares. Su peso en el sector es del 0,03%. Parece que será un culebrón de largo recorrido.

Normas
Entra en El País para participar