Industria

Una treintena de empresas ha pedido más de 3.000 millones al Fondo de la SEPI

Se prorroga hasta el 31 de diciembre el plazo para pedir ayudas

Vista aérea de una planta de Celsa.
Vista aérea de una planta de Celsa.

En torno a una treintena de empresas ha pedido ayuda al Fondo SEPI de apoyo a la solvencia por un volumen total de entre 3.000 y 3.300 millones de euros, que se suman a los 968 millones que ya han sido aprobados en el Consejo de Ministros para cuatro compañías: Air Europa, Ávoris, Duro Felguera y Plus Ultra Líneas Aéreas.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha prorrogado el plazo para pedir las ayudas de este Fondo de Apoyo a la Solvencia de compañías estratégicas afectadas por la pandemia de la covid, creado en julio y dotado con 10.000 millones de euros, hasta el 31 de diciembre próximo, aunque no se descarta ampliarlo de nuevo si la evolución de la pandemia y de la crisis económica asociada lo requieren. No obstante, en el mundo corporativo se cree que el grueso de las solicitudes se producirá esta primavera, una vez que las empresas vayan cerrando sus cuentas de 2020 y constatando el impacto de la covid en sus cifras.

Hasta el momento la petición más elevada es la de Celsa, la mayor siderúrgica española, que ha duplicado la cifra inicial, hasta 700 millones de euros, aunque fuentes del mercado financiero consideran que el rescate final será algo menor. Entre las empresas solicitantes de la ayuda hay algunas cotizadas, como Duro Felguera, a la que ya se le han concedido 120 millones; Tubos Reunidos, que ha pedido cerca de 115 millones, y Abengoa, que demanda 249 millones de euros a través de Abenewco 1, la filial a la que se han traspasado los activos más valiosos y la actividad de la matriz, según han confirmado las propias empresas.

Además de Air Europa, Ávoris y Plus Ultra, la gran mayoría de las empresas que aspira al rescate se concentra en el sector turístico. Están avanzados los procesos en el grupo Wamos, que solicita 75 millones; en la cadena hotelera Room Mate, que ha pedido 52; en el grupo de autobuses y trenes turísticos y transporte de viajeros Juliá (37), y en la cadena Serhs (con hoteles en Cataluña, Andorra y Brasil) que demanda 35. Entre los peticionarios figuran también las hoteleras Hotusa, que habría solicitado en torno a 200 millones; Hesperia (55); Naviera Armas (el grupo en el que se integra Trasmediterránea), y Hotelatelier (propietario de los Petit Palace y los Icon, con establecimientos en siete ciudades españolas).

También Abades, una empresa con 63 establecimientos entre hoteles -sobre todo en Andalucía- restaurantes, servicios de cáterin y áreas de servicio, ha recurrido a la sociedad estatal. Fuera del sector turístico, además de Tubos Reunidos y Abengoa, están la tecnológica Airtificial, que fabrica y diseña componentes para sectores de automoción, aeronáutica y obra civil, al tiempo que el grupo audiovisual Mediapro también sondea la posibilidad de pedir ayuda.

Sin necesidad de autorizaciones de Bruselas

Aunque la normativa que regula el fondo establece que a partir de 250 millones la ayuda debe ser aprobada por la Comisión Europea, solo se remitirán las que superen esa cuantía en préstamos participativos, una especie de híbrido entre capital y préstamo a largo plazo, cuya remuneración, además de con los intereses, está ligada a la evolución de la compañía. Por ello, por el momento ninguna de las operaciones aprobadas, que tienen una parte de préstamo participativo y otra de ordinario, ha superado los 250 millones mediante el primero.

968 millones ya aprobados

La primera, y la más cuantiosa de todas las ayudas concedidas hasta ahora, fue la destinada a Air Europa, por 475 millones, de los que 240 tomaron forma de préstamo participativo y 235, ordinario. Este rescate facilitó la compra por parte de Iberia de la compañía aérea de la familia Hidalgo por 500 millones, la mitad de lo acordado en noviembre de 2019, cuando se anunció la operación. Cuatro meses después, el 9 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó el rescate del grupo de ingeniería y bienes de equipo Duro Felguera con 120 millones, de los que 70 se canalizan mediante un préstamo participativo, 20 con otro ordinario y 30 a través de una aportación de capital.

Ese mismo día el Gobierno autorizó también el rescate de Plus Ultra Líneas Aéreas con 53 millones (34 en préstamo participativo y 19 en ordinario), una ayuda que PP y Vox han criticado en el Congreso por entender que algunos de los accionistas tienen relación con el régimen "chavista" de Venezuela. La compañía lo ha negado. El pasado martes 16 el Consejo de Ministros aprobó el rescate de Ávoris, con 320 millones (163 por préstamo participativo y 157 ordinario), lo que permitirá acelerar la fusión de las divisiones de viajes de los grupos Barceló (se llamaba también Ávoris) y Globalia (Halcón-Travelplan)

Normas
Entra en El País para participar