Distribución

Ikea destina 10 millones para acometer una bajada de precios en España

Lo hace en productos básicos y también entre los más vendidos

Ikea destina 10 millones para acometer una bajada de precios en España

Ikea acometerá una bajada de precios estructural en parte de su oferta en España durante 2021. La compañía de distribución de origen sueco insistirá en su estrategia de hacer más asequible la compra de productos para el hogar, algo que en los últimos años ha fijado como propósito empresarial a nivel global y también en España, con mayor énfasis desde la llegada de Petra Axdorff como consejera delegada.

En el mercado nacional este planteamiento se traducirá este 2021 en una inversión por parte de la compañía de 10 millones de euros para rebajar los precios, de manera definitiva, en un total de 130 referencias. Ikea ha seleccionado algunas de las más vendidas en el país y las ha combinado con elementos básicos para el hogar.

“Hemos querido escuchar a nuestros clientes y bajar el precio a los productos más demandados por ellos para asegurarnos de que con esta bajada apoyamos al mayor número de personas posible. Además la selección se ha hecho pensando en ofrecer soluciones para las necesidades esenciales de un hogar como camas, armarios, estanterías, mesas o sillas” explica el director comercial de Ikea en España, Laurent Tiersen. Entre las referencias más populares que verán rebajado sus precios están la cama Brimnes, el frente de cocina Vedinge o la estanteria Billy. El objetivo de esta estrategia por parte de la compañía es “ofrecer precios bajos a la mayoría sin comprometer la calidad o el diseño”.

Esta medida forma parte del plan de inversiones que Ikea tiene previsto ejecutar en España durante los próximos tres años y que reveló en verano pasado.

En ese periodo la compañía desplegará una hoja de ruta que incluirá el desarrollo de nuevos formatos comerciales, un incremento de su capacidad logística y un impulso en su proceso de digitalización y venta online. Y en medio de todo ello, también una política de inversiones para abaratar los productos que componen su oferta, sobre todo a raíz de la crisis económica que deja la pandemia del Covid-19. “Desde Ikea queremos invertir en una bajada de precios para que los hogares puedan adaptarse más fácilmente a las nuevas circunstancias de vida que les han podido surgir en esta situación”, dicen desde la compañía.

Los primeros meses de 2021 han sido de una intensa actividad para Ikea. En febrero, como publicó CincoDías, selló una alianza con la comercializadora energética Contigo Energía para poner a la venta sus paneles fotovoltaicos en España, algo que hizo a principios de este mes, convirtiéndose en el décimo país europeo donde ha puesto a la venta su solución de autoconsumo eléctrico.

Además, ha elegido España para instalar una de sus cuatro oficinas digitales para desarrollar soluciones para las áreas de experiencia de cliente, alimentación y empresas de la compañía. Para la puesta en marcha de este centro ha acometido la contratación de 30 profesionales.

El impulso online limitó la caída de ventas en 2020

Ikea llevará a cabo esta bajada de precios después de un año complicado para la compañía de distribución. En 2020, sus ventas en España cayeron por primera vez desde 2013, retrocediendo un 9,6% hasta los 1.443 millones de euros, como anunció en octubre pasado. El impulso del canal online evitó cifras peores, ya que los ingresos a través de esta vía crecieron un 73% y se elevaron hasta 187 millones, representando el 13% de la facturación total. Entonces la empresa ya recordó sus tres áreas principales de actuación e inversión para el futuro: ser cada vez más “accesibles, asequibles y sostenibles”.

Normas
Entra en El País para participar