Alimentación

Faber, a la plantilla de Danone: "Podría haber salvado las apariencias con una dimisión..."

El ya ex presidente y consejero delegado de Danone se despidió de los empleados de la compañía en una carta

El ex presidente y consejero delegado de Danone, Emmanuel Faber
El ex presidente y consejero delegado de Danone, Emmanuel Faber AFP

Bajo una “intolerable presión”. Así define el ya ex presidente y consejero delegado de Danone, Emmanuel Faber, la situación en el consejo de administración en sus últimas semanas al frente de la compañía. El directivo lo explica en una carta enviada a los 100.000 trabajadores del grupo, a la que accedió este periódico, y en la que deja algunos mensajes sobre su despido.

Faber revela que llegó al consejo del domingo pasado, en el que se aprobó su salida, entre rumores de despido “ampliamente difundidos por los medios de comunicación”. Y realizó una última petición al consejo. “Tomé una decisión final como presidente: pedí a todos los consejeros, fuese cual fuese su decisión, que no dimitieran. Por supuesto, podría haber evitado todo con una dimisión elegante por “razones personales" que hubiera salvado las apariencias. Pero como sabéis, me gusta que todo el mundo tome responsabilidad por sus propias decisiones”, explica en la carta.

En ella recuerda que en las últimas semanas se había hablado de una “crisis de gobernanza en Danone. “Esta crisis concluyó el domingo pasado y ya está superada”, dice. Faber se deshace en agradecimientos y elogios a los trabajadores de Danone. “Esta es una compañía increíble. Para muchos es una familia. Cuidadla”, dice.

También destaca el modelo de empresa que deja como legado, muy enfocada en el apartado social y en la sostenibilidad. “Todavía no sabemos cómo hacerlo funcionar a pleno rendimiento, pero es el precio por innovar. Sois pioneros”. Y deja un recado para los fondos activistas que presionaron para su salida. “Cuando cuatro de cinco sindicatos globales apoyan al líder de la empresa en medio de un gran plan de transformación, sabemos que estamos en medio de un cambio. Cuando los sindicatos demuestran la incoherencia de un fondo activista, el único que votó en contra de nuestro estatus de Empresa con una misión, sabemos que estamos en un cambio de paradigma”.

Faber termina recordando que se va sin plan de pensiones ni con un contrato blindado, privilegios que eliminó bajo su mando.

Normas
Entra en El País para participar