Filial de Cabify

Movo multiplica por diez sus ingresos y sus pérdidas

Logra una cifra de negocios de 1,8 millones, pero obtiene números rojos por 3,5 millones

Movo multiplica por diez sus ingresos y sus pérdidas

Movo, la filial de motos y patinetes eléctricos de Cabify, experimentó en 2019 su año de mayor expansión de negocio. Según las cuentas de la compañía, depositadas recientemente en del Registro Mercantil, multiplicó por diez sus ingresos, hasta 1,8 millones de euros, pero también multiplicó por la misma cifra sus pérdidas hasta los 3,5 millones.

Estos números rojos tan llamativos se deben principalmente a la inversión acometida en el ejercicio. En los estados contables, bajo el epígrafe “otros gastos de explotación”, se detalla una partida de 3,8 millones, frente a los 208.000 euros del año anterior.

Fuentes de la empresa señalan que 2019 “fue un año clave para el crecimiento de Movo en España, ya que la compañía fue capaz de incrementar su actividad en el mercado nacional hasta afianzarse como una de las empresas referente en el sector de la micromovilidad” y añaden que el número de usuarios creció un 270% “gracias a la inversión de la compañía a nivel operativo y de marketing”.

Además, en las cuentas se refleja que a lo largo del ejercicio la compañía recibió una inyección de 2,7 millones por parte del socio único, que se suman a los 2,1 millones inyectados en 2018. Como hechos posteriores al cierre del ejercicio, Movo indica que debido a la pandemia del Covid-19 aplicó un ERTE por fuerza mayor de reducción de jornada y sueldo del 50% para toda su plantilla entre abril y junio de 2020. Además, se le concedió un crédito con aval del ICO de 918.000 euros para refinanciar el pago del leasing de parte de los activos.

Planes para empresas

Por otro lado, Cabify anunció ayer que ha sumado los servicios de las motos de Movo a su oferta dirigida a clientes corporativos. De esta forma, los autónomos y microempresas que sean clientes de Cabify para empresas podrán utilizar también las motos eléctricas de Movo en las ciudades de Madrid y Barcelona.

Según detalla Cabify, esta iniciativa responde a una demanda de sus clientes, que han solicitado tener a su disposición el servicio de micromovilidad eléctrica, con las posibilidades que ofrece la plataforma de Cabify Empresas, como el control de gastos, la centralización y descarga de facturas o la posibilidad de realizar los pagos de todos los empleados desde una cuenta bancaria corporativa, entre otros.

Los datos que maneja la compañía de movilidad reflejan que el 8% de los clientes empresariales utiliza de manera habitual el servicio de moto compartida. En el segmento de autónomos y microempresas, más de la mitad de ellos asegura que “podrían plantearse” utilizar Movo de manera habitual, y el 20% están “muy interesados” en su uso, según una encuesta realizada a más de 600 compañías de Madrid y Barcelona.

Cabify Empresas, que tiene contratos con más de 15.000 compañías en España, es una de las divisiones del gigante de la movilidad que más está creciendo y busca posicionarse como principal proveedor de transporte para las empresas. De hecho, la compañía logró recientemente un acuerdo con Alain Afflelou para transportar gratis a sus clientes de audiología, lo que supuso explotar una novedosa línea de negocio.

Normas
Entra en El País para participar