Apoyo económico

Calviño abre la puerta a ampliar los sectores que recibirán el último paquete de ayudas

Sectores como el de las peluquerías, las academias o la venta y reparación de vehículos se quejan de haber quedado fuera de estos apoyos

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño
La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño

Después de la primera reacción de euforia empresarial tras la aprobación el viernes del nuevo paquete de apoyo económico de 11.000 millones de euros, de los que 7.000 millones serán ayudas directas a las empresas, han empezado a conocerse distintas quejas patronales, ya sea por parte de los sectores que han quedado fuera de estos apoyos como por las organizaciones empresariales que temen que el dinero tarde demasiado en llegar.

“Nos preocupa que las ayudas no lleguen a tiempo para muchas empresas; nos preocupan los plazos, porque las empresas necesitan urgentemente liquidez y cualquier demora de los desembolsos pondrá en peligro la supervivencia de miles de empresas”, advertía hoy el líder de Cepyme, Gerardo Cuerva.

Además, a lo largo de todo el fin de semana ha habido quejas de distintos sectores empresariales por haber quedado excluidos de estas ayudas.

Es el caso, por ejemplo, de las peluquerías, los centros de estética, las academias de estudios, las autoescuelas o las tiendas de souvernirs, entre otros, según han denunciado desde la asociación de autónomos ATA. Su presidente, Lorenzo Amor, arremetió contra los criterios del Gobierno para el reparto de estas ayudas, al preguntarse cómo es que llegarán a los locales de apuestas y no a todas las actividades antes citadas.

Ante estas críticas, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha abierto hoy la puerta a realizar “ajustes” en el real decreto ley que regula el paquete de ayudas a empresas y autónomos durante su tramitación en el Congreso e, incluso, a ampliar el espectro de potenciales beneficiarios si fuese necesario.

Calviño ha defendido en una entrevista en Telecinco que en este decreto –que incluye hasta 95 actividades que recibirán las ayudas– se han recogido a “todos los sectores que están súper protegidos por los ERTE” y se ha ampliado “a otros sectores que hemos visto que, en el mes de marzo, en lo que llevábamos, estaban teniendo más dificultades para recuperarse” y tenían un porcentaje mayor de trabajadores en ERTE. Si bien insistió en que el Ejecutivo observará el impacto de estas ayudas y decidirá si deben abrirse a más sectores. “Por supuesto, tenemos que seguir viendo cómo evoluciona la economía y ver si hay que ampliar los sectores y recoger más o menos. Creo que, en general, más bien la tendencia es a incorporar sectores que puedan tener dificultad en estas semanas duras que todavía nos quedan por delante”, señaló.

Esto no es suficiente para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) quienes abogan porque estas ayudas sean “universales, indistintamente del sector concreto en el que se produzca la merma de la facturación”. Por su parte, la Federación nacional de empresarios de ocio y espectáculos reclamó un plan de medidas específico para el sector al margen del último paquete de ayudas.

También el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam), Raúl Palacios, ha instado hoy a Calviño, a incluir a los negocios del sector de la venta y reparación de automóviles dentro del plan de ayudas directas.

Otras quejas patronales

El haber dejado fuera del último paquete de ayudas a algunos sectores o las dudas de cuándo llegará el dinero no son las únicas críticas empresariales. En la patronal de las pequeñas y medianas empresas (Cepyme) su presidente alertaba ayer sobre “la gestión de expectativas”, ya que “muchas empresas esperaban este paquete de ayudas y no sabemos la cuantía que percibirán”. Y añade que “tendrán que esperar varios meses, aguantando y sin saber si serán suficientes”.

A esto añadió su preocupación por la posible desaparición de empresas medianas, más afectadas, dijo, que las microempresas. “La productividad de la economía española depende de no perder empresas con algo de tamaño que son muy difíciles de recuperar y tienen un fuerte impacto en el empleo”, alertó.

Normas
Entra en El País para participar