Banca

BBVA abre la puerta a amortizar el 10% de su capital y a emitir 8.000 millones en 'cocos'

El banco celebrará su junta el 20 de abril, donde aprobará la entrega en dividendos del 35% de su beneficio a partir de octubre

Carlos Torres Vila, presidente del BBVA.
Carlos Torres Vila, presidente del BBVA.

BBVA ya tiene fecha para su junta de accionistas de 2021. Se celebrará el próximo 20 de abril y en ella se aprobará la entrega de un dividendo de 0,059 euros por acción (unos 393 millones de euros en total) el próximo 29 de abril, el 15% del beneficio de 2020, lo máximo que autoriza el BCE. El banco confirma también la posibilidad de adquirir el 10% del capital, que será amortizado posteriormente, y concede al consejo de administración la potestad de emitir valores eventualmente convertibles en acciones (cocos) durante un plazo de cinco años por un importe de hasta 8.000 millones de euros. 

Con el objetivo de poner en marcha la anunciada recompra relevante de acciones, BBVA someterá a la aprobación de la junta la posibilidad de llevar a cabo una reducción de hasta el 10% del capital social de la entidad, equivalente a unas 667 millones de acciones, valoradas a cierre de este lunes en más de 3.100 millones de euros.

BBVA propondrá la reelección de los siete consejeros cuyo mandato finaliza en 2021. Así, se mantendría sin cambios la composición del máximo órgano de decisión de la entidad, que cuenta con dos tercios de miembros independientes.

Respecto a 2021, y con el fin de retomar su política de dividendos, el primer pago una vez que la retribución no esté limitada será de un importe máximo del 35% del beneficio del grupo del primer semestre, sin incluir extraordinarios. Este primer dividendo de 2021, que tentativamente se pagaría en octubre, estará sujeto a que se levanten las restricciones regulatorias respecto a la remuneración a los accionistas, que actualmente están en vigor hasta septiembre. El BCE, en principio, ha limitado el pago de dividendos hasta finales del mes de septiembre.

BBVA también propondrá la aprobación de un nivel máximo de remuneración variable de hasta el 200% de la remuneración fija para los empleados cuya actividad incide significativamente en el perfil de riesgo del banco (los denominados risk takers).

Se delegará en el consejo la facultad de emitir valores convertibles en acciones (conocidos como AT1 o cocos) durante un plazo de cinco años hasta un importe máximo de 8.000 millones de euros, que sirva para atender las necesidades de emisión de este tipo de instrumentos que pueda tener el banco durante dicho horizonte temporal.

No obstante, el plan de financiación del banco prevé moderar el ritmo de emisiones de deuda en 2021 (sin que esté previsto refinanciar las amortizaciones anticipadas de AT1 que se produzcan en 2021), por el impacto positivo, tanto en liquidez como en capital, que supondrá el cierre de la venta de la filial en Estados Unidos, aunque este plan se irá adaptando a las decisiones que la entidad vaya tomando respecto al exceso de capital generado con dicha venta.

Debido a las excepcionales circunstancias derivadas de la pandemia  este año la Junta será 100% telemática. El banco habilitará los canales necesarios para facilitar que los accionistas puedan ejercitar sus derechos. Esto es posible debido al cambio legislativo aprobado por el Gobierno el pasado viernes.

Normas
Entra en El País para participar