Los trabajadores de Pullmantur aceptan el despido de 320 empleados, el 95% de la plantilla

Cobrarán 30 días por año trabajado en dos plazos con un límite de 12 meses

Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.
Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.

Fin al conflicto laboral en Pullmantur. La asamblea de los trabajadores ha apoyado esta mañana de forma mayoritaria, con un 85% de los votos, la propuesta del administrador concursal para pactar el ERE que llevan negociando desde enero. De los 275 votos, 234 fueron a favor y solo 41 en contra. El despido colectivo afectará a toda la plantilla, con excepción de 16 trabajadores, que irán saliendo de forma escalonada desde finales de marzo durante los próximos meses, y los afectados cobrarán una indemnización de 30 días por año trabajado (10 por encima de lo que marca la ley para las empresas en concurso) con un límite de 12 mensualidades.

La principal novedad es que la falta de tesorería de la crucerista provocará que los 320 despedidos cobren las indemnizaciones en dos fases: la mitad se percibirá en el momento del despido y la otra mitad en un tiempo sin cifrar cuando el concurso de la compañía haya avanzado, algo que podría suceder en la segunda mitad de 2021. La falta de ingresos de Pullmantur desde marzo de 2020 obligaron a Royal Caribbean, el segundo mayor accionista con un 49% del capital, a aportar una inyección de capital para afrontar las devoluciones de las reservas canceladas en los últimos doce meses.

Pese a ello, clientes particulares y agencias de viajes han criticado que se ha abonado un porcentaje mínimo de todas las devoluciones. Fuentes de los trabajadores precisaron que, pese al respaldo mayoritario de los votos, las opiniones han estado muy divididas, ya que la gran mayoría de trabajadores consideraba inaceptable la oferta de cobrar la indemnización en dos plazos. Frente a esa tesis, dicen esas mismas fuentes, ha prevalecido la posibilidad de recibir una indemnización mayor de la prevista, aunque la limitación de 12 meses penaliza a los trabajadores con un carrera laboral más larga.

El grupo más reivindicativo de los trabajadores despedidos promete batalla y seguirá defendiendo, pese a la tesis del administrador concursal de que se está negociando con inversores para reflotar a la compañía, que este ERE representa la liquidación de facto de la crucerista y trataran de emprender una batalla judicial contra Royal Caribbean, a quién acusan directamente de liquidar a Pullmantur.

 

Normas
Entra en El País para participar