Televisión

Mediapro se abre a su reestructuración financiera y contempla recurrir a la SEPI

El grupo trabaja con las entidades financieras

Mediapro se abre a su reestructuración financiera y contempla recurrir a la SEPI

Mediapro ha puesto en marcha un proceso de reorganización financiera para adaptar su estructura a la actual situación generada por el impacto de la pandemia del Covid-19. Así, la empresa ha empezado a trabajar con bancos y acreedores para acomodarse a este escenario.

La intención del grupo es utilizar todos los instrumentos financieros a su alcance en dicho proceso de reestructuración financiera. Entre ellos figuran los instrumentos que el Gobierno ha puesto a disposición de las empresas, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), para paliar los efectos de la pandemia, según ha podido saber este periódico.

La compañía pretende defender ante la SEPI que tiene carácter estratégico. Mediapro, compañía controlada por Grupo Joye Media y dirigida por Jaume Roures, cuenta con 5.000 empleados en España y en torno a 3.000 en otros países.

Mediapro se mueve en cuatro negocios principales: sector audiovisual, derechos deportivos, contenidos y desarrollo tecnológico digital. La empresa, que mantiene la rentabilidad, busca apoyo financiero transitorio para solventar la situación que la pandemia ha generado en toda la economía mundial.

En las últimas cuentas anuales registradas, correspondientes al ejercicio de 2019 (previo al inicio de la pandemia), Mediapro obtuvo unos ingresos de explotación de 1.208 millones de euros, en torno a un 19% menos que en el año anterior, según comunicó la empresa en su informe anual de cuentas remitido al registro mercantil en noviembre pasado.

En términos de rentabilidad, Mediapro aumentó su resultado de explotación un 45%, hasta 188 millones de euros. En términos netos, la compañía duplicó sus beneficios en 2019, hasta 233 millones. Los impuestos sobre beneficios superaron los 45,3 millones, frente a los 36,4 millones del año anterior.

Durante 2019, la compañía repartió dividendos con cargo a reservas por valor de 179 millones de euros a Imagina Media Audiovisual. Adicionalmente, se consideró un dividendo de 12,8 millones, como consecuencia de la cesión del crédito de Imagina, que mantenía con la empresa Motor Derechos Audiovisuales (según dijo la empresa, estaba totalmente deteriorado). De esta manera, el total de dividendos repartidos ascienden a 191 millones.

Además, la compañía explicó que tenía adquiridos hasta la fecha de formulación de las cuentas anuales los derechos audiovisuales de determinados eventos deportivos a disputar hasta la temporada 2021/2022, inclusive. La adquisición de estos derechos llevaba inherente la asunción de ciertas obligaciones, entre ellas el pago de cerca de 684 millones de euros (1.241 millones en 2018).

En términos corporativos, a finales de 2019, Mediapro cerró la adquisición de El Terrat, la productora de Andreu Buenafuente, sin precisar los términos financieros de la transacción. La compañía aceleraba así en la ejecución de su estrategia de crecimiento a través de la vía inorgánica, y reforzaba su posición en el segmento de la televisión de pago, de la mano de Telefónica, con los distintos programas que se emiten a través del canal #0.

Normas
Entra en El País para participar