El bloqueo de webs piratas se triplica tras la aplicación de los listados semanales

El número de URLs afectadas pasa de 770 en 2019 a 2.117 en 2020

El incremento es consecuencia de la histórica sentencia del pasado año

Operarios de cámara durante un partido de fútbol de la liga española.
Operarios de cámara durante un partido de fútbol de la liga española.

Las medidas contra la piratería de contenidos audiovisuales en internet, avaladas por sentencias judiciales, parecen surtir efecto. El número de bloqueos por parte de las operadoras de telecomunicaciones de webs piratas que emitían televisión de pago de forma ilegal, violando normativas de protección intelectual, prácticamente se triplicó en España durante el último año.

Según señala Telefónica en su informe anual de transparencia, el número de URLs afectadas por este tipo de bloqueos pasó de 770 en 2019 a 2.117 en 2020. A su vez, el número de solicitudes de bloqueo por cuestiones de propiedad intelectual se incrementó de 29 a 53.

Este incremento es consecuencia de la aplicación, por primera vez en España, de un proceso de bloqueo dinámico semanal de webs piratas, autorizado judicialmente, derivada de una histórica resolución judicial publicada hace poco más de un año.

En la sentencia de 11 de febrero de 2020 del Juzgado de lo Mercantil 7 de Madrid, el magistrado-juez acordó estimar en su integridad una demanda judicial presentada por Telefónica Audiovisual Digital (TAD), con el objetivo de proteger los contenidos de la plataforma televisiva Movistar+. La plataforma de Telefónica sufría la piratería de sus contenidos premium, especialmente del fútbol televisado.

La citada resolución judicial habilitaba a TAD a elaborar y enviar, semanalmente, un listado con URLs y dominios, que todos los operadores de telecomunicaciones (la propia Telefónica, Vodafone, Orange, MásMóvil y el resto de telecos) y proveedores de acceso a internet de España, debían bloquear.

La novedad judicial establecía que esta lista pasaba a remitirse directamente a estas operadoras de forma semanal sin necesidad de pasar antes por el juzgado correspondiente.

Además, la sentencia obligaba a los proveedores de acceso a internet a comunicar a Telefónica Audiovisual Digital la efectiva ejecución del bloqueo, con identificación de todos los recursos web bloqueados, con día, hora y minuto en cada caso. De igual forma, el bloqueo de las páginas web debía llevarse a cabo bajo acceso en protocolos HTTP y HTTPs, y en el plazo máximo de tres horas desde la notificación del nuevo listado.

La sentencia señalaba, igualmente, que se bloqueasen las webs identificadas en aquel momento (incluía una lista inicial de 44, gestionadas por cerca de una treintena de grupos comerciales conocidos en la galaxia de internet) y, después, cada semana, todas las URLs, dominios y direcciones IP de nueva creación, detectadas por TAD, que fuese réplicas y espejos, y que también emitiesen contenidos exclusivos de Movistar+.

El proceso judicial se había iniciado por una demanda interpuesta por la citada Telefónica Audiovisual Digital contra el conjunto de las grandes operadoras, propietarias de la red, Vodafone, Orange, MásMóvil, Euskaltel, Lycamobile y la propia Telefónica en noviembre de 2019.

El juzgado admitió a trámite la demanda de TAD, dando traslado a la parte demandada que, en sus escritos de contestación, se allanaron a las pretensiones del demandante. Es decir, las telecos se alinearon en esta cuestión, vinculada a la protección de los derechos audiovisuales, que en mayor o menor medida ha afectado a todas en algún momento del tiempo.

Fútbol

El incremento del bloqueo de webs ilegales que pirateaban contenidos televisivos ha coincidido, además, con un aumento del consumo de televisión en España, derivado de las restricciones de movimientos impuestas por las autoridades para frenar el contagio del coronavirus Covid-19.

Este escenario ha sido determinante en el ámbito del fútbol, puesto que la visualización de partidos se ha restringido únicamente a la televisión (los derechos en España los tienen únicamente Telefónica y Orange), al no poder acudir público a los estadios como consecuencia de la pandemia. Es decir, ha sido un negocio clave.

En términos generales, este escenario podría venir a proteger, de facto, los contenidos de otras plataformas de televisión, tanto de operadoras como de grupos como Netflix o HBO o productoras españolas, que estuviesen sufriendo el mismo impacto derivado de la piratería de contenidos.

Al mismo tiempo, las cuestiones de bloqueos de webs piratas se han convertido en los últimos tiempos en uno de los ámbitos a debate sobre la responsabilidad de los intermediarios, no solo de las operadoras de telecomunicaciones, sino también de las denominadas big tech. Según fuentes del sector, es una de las cuestiones con mayor interés ha generado en el proceso de desarrollo del paquete legislativo europeo Digital Act.

Casi 3.200 bloqueos durante 2020

Webs. En términos generales, Telefónica señala en su informe anual de transparencia que, en 2020, el número de webs afectadas por bloqueo y restricciones de contenidos, tras la autorización pertinente de las autoridades competentes (juzgados mercantiles, civiles, contencioso-administrativos, y penales; Comisión Nacional de los Mercados y Competencia; Comisión Nacional de la Propiedad Intelectual; Dirección General del Juego, y Agencia del Medicamento), ascendió a 3.183, y ninguna solicitud rechazada.

Actividades. Por segmentos, la propiedad intelectual fue la primera, con un total 2.117 webs bloqueadas durante el pasado año. A continuación, según se señala en el citado informe, se situó el juego ilegal, con un total de 978 URLs afectadas. En este caso, el número es inferior al registrado en 2019, cuando el número total ascendió a 1.385. No obstante, el número de solicitudes de bloqueo ascendió de tres a ocho.

Delitos. En el ámbito de los delitos, el número de solicitudes de bloqueo en España bajó de 24 a 18, mientras que el número de webs afectadas pasó de 131 en 2019 a 78 en 2020.

Medicamentos. Finalmente, en el ámbito de los medicamentos, el número de solicitudes de bloqueo y de webs afectadas se multiplicó por cinco en el mercado español al incrementarse de dos en 2019 a 10 en 2020.

Normas
Entra en El País para participar