OPV

Igenomix ficha a JP Morgan y Morgan Stanley para saltar a la Bolsa de Nueva York a finales de año

La compañía de reproducción asistida está valorada en 1.000 millones

Igenomix ficha a JP Morgan y Morgan Stanley para saltar a la Bolsa de Nueva York a finales de año

EQT avanza para sacar a Bolsa la firma de reproducción asistida Igenomix a finales de año. Por el momento, ha contratado a JP Morgan y Morgan Stanley para que piloten la operación y ha elegido la Bolsa de Nueva York como la plaza para debutar, según indican fuentes financieras a CincoDías.

Todo apunta a que 2021 será el año en que se reactiven las salidas a Bolsa para las empresas españolas. Una ocasión que quiere aprovechar el fondo sueco EQT para poner en valor una de sus joyas de la corona en el mercado español. Se trata de Igenomix, una firma especializada en las terapias genéticas y la reproducción asistida. Y está en uno de los negocios que genera más apetito del mercado.

El fondo que pilota en España Carlos Santana se hizo en 2019 con esta compañía, que es un spin-off del gigante de la reproducción asistida IVI. Adquirió una participación mayoritaria a Charme Capital y al equipo directivo, capitaneado por el consejero delegado, David Jiménez, y el director general, Carlos Simón. Tanto el antiguo fondo accionista como los ejecutivos reinvirtieron y mantienen una posición minoritaria. A finales del verano pasado, tanto EQT como Charme Capital y los directivos decidieron que había llegado el momento de la desinversión. La Bolsa aparece aquí como opción prioritaria.

La compañía trabaja aún lentamente en esta operación. Ya cuenta con los asesores financieros para ello: JP Morgan y Morgan Stanley. Igenomix también ha decidido que la Bolsa de Nueva York y el Nasdaq son las plazas ideales para realizar la operación. Antes había sondeado la posibilidad de saltar a Euronext e incluso a la Bolsa española, pero la fuerte exposición de la compañía al mercado estadounidense –su segundo mercado tras el español y donde está ubicado uno de sus laboratorios centrales– ha decantado la balanza. Tiene laboratorios en China e Italia y presencia en geografías tan dispares como Japón, India, México, Brasil o Canadá.

Todavía queda abierta la posibilidad de la venta a un fondo. De hecho, el proceso se estructura como un dual track. Es decir, una competición entre la Bolsa y los fondos por ver quién puja más. Las valoraciones iniciales parten de los 1.000 millones de euros. EQT pagó hace dos años más de 500 millones. Pero tanto la empresa como los asesores trabajan por el momento como si de una salida a Bolsa se tratase, si bien son conscientes de que en cualquier momento una puja desorbitada de un fondo puede decantar la balanza del otro lado.

Ya en 2019 ocurrió algo similar. Charme Capital ya sondeó una colocación en la Bolsa de Nueva York. Pero entonces la oferta de EQT por uno de los sectores predilectos por el capital riesgo desbarató los planes de salto al mercado. Los precedentes de estas competiciones entre fondos de capital riesgo y la Bolsa suelen decantar la balanza del lado de los primeros. En el caso de Igenomix, su principal atractivo es su potente departamento de I+D+i, donde uno de sus últimos logros ha sido un test PCR en saliva para detectar el Covid-19, que ofrece el potencial de crecimiento que van buscando los fondos.

Quedan muchos flecos por dilucidar. Uno de ellos es si la operación se estructurará solo como una Oferta Pública de Venta, en la que los accionistas vendan sus títulos, o también como una Oferta Pública de Suscripción, que aproveche la compañía para captar capital en el mercado. Parece claro que tanto Charme Capital como el equipo directivo aprovecharan la ocasión para desprenderse de todas sus participaciones. Pero la duda está en si EQT decidirá retener una parte del capital y cuántas acciones está dispuesto a vender. Fuentes del fondo sueco no han hecho comentarios a este periódico.

Normas
Entra en El País para participar