Mapfre confía en ganar un 6% más en 2021 y llegar a 700 millones de euros

El presidente se queja de que el precio de la acción no refleja el valor real de la compañía

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas.
El presidente de Mapfre, Antonio Huertas.

La junta de accionistas de Mapfre ha aprobado las cuentas del ejercicio 2020, año en el que obtuvo un beneficio neto de 527 millones de euros. También ha aprobado un dividendo complementario de 7,5 céntimos de euro brutos por acción, con lo que el dividendo total con cargo a resultados asciende a 12,5 céntimos de euros brutos por acción.

El presidente del grupo, Antonio Huertas, ha desgranado alguna de las líneas estratégicas de la compañía para los próximos años. Entre los objetivos, el directivo ha apuntado a que Mapfre podrá ganar este año más de 700 millones de euros, lo que supondría, sin tener en cuenta los resultados extraordinarios, un incremento del 6,4% respecto al ejercicio 2020, muy marcado por la pandemia.

La dirección de Mapfre estima que el grupo tendrá unos ingresos similares a los de 2020, con un crecimiento de las primas de alrededor del 3%. En este contexto, y sin elementos extraordinarios, Mapfre prevé un resultado neto atribuido superior a 700 millones de euros, y seguir creando valor para el accionista, con un ROE (retorno sobre el capital) en torno al 8,5%.

"Contamos con un balance más saneado, una excelente posición de solvencia, unos fundamentos técnicos más exigentes y una transformación operacional en marcha, todo lo cual debería permitirnos crecer sostenida y rentablemente en los próximos años”, ha apuntado Huertas.

El directivo también se ha quejado de la cotización actual de las acciones de Mapfre, que considera que no es la adecuada dada las capacidades del grupo y la realidad del negocio y confía en que se acabará reconociendo su potencial.

"Si el mercado no lo aprecia, habrá que seguir trabajando para trasladar la valoración que el consejo de administración cree que se debe tener", ha remarcado el presidente de Mapfre.

También ha explicado que, aunque las aseguradoras están impactadas por el desarrollo de los mercados financieros o los bajos tipos de interés, sus carteras del negocio de vida están casadas y no tienen "riesgo alguno o relevante".

"Nuestras expectativas para la acción son muy, muy positivas, esperamos que después de esta junta el mercado pueda valorar no solo el esfuerzo financiero, sino también el estratégico y operacional, así como el compromiso de cada día con la actuación en cada una de las geografías en las que estamos presentes", ha añadido.

Las acciones de Mapfre cotizan hoy a 1,66 euros, cuando en 2019 valían un 40% más. El mercado ha penalizado los problemas que ha tenido el grupo asegurador con varios de sus filiales internacionales. Especialmente las de Turquía, Estados Unidos, Indonesia e Italia, en las que la aseguradora ha tenido que revisar a la baja el valor del negocio.

Normas
Entra en El País para participar