El Ibex se desmarca de Europa y cierra en positivo gracias a Telefónica e Iberdrola

El Brent se dispara más de un 5%

Ibex 35
Operadores de la Bolsa de NYSE. EFE

Las dudas han predominado hoy en los mercados europeos. Después de una jornada de fuertes caídas en las Bolsas asiáticas, debido a la jornada bajista de ayer de Wall Street y la apertura a la baja de los mercados americanos a la espera de las declaraciones de Jerome Powell, ha hecho que los principales índices europeos se tiñeran de rojo al tiempo que buscaban recuperar por momentos las subidas. Finalmente, el Ibex 35 sumó las mayores alzas, con una subida del 0,3% gracias al tirón de Telefónica e Iberdrola, que se anotaron un 3,2% y un 2,95%, respectivamente. De esta forma, consigue mantener los 8.300 puntos. Asimismo, cerraron en planos el parqué parisino y el de Milán.

Dentro del selectivo español también destacaron las subidas de Endesa, Ferrovial y ACS, que superaron el 2%. Fuera del Ibex, las acciones de Duro Felguera llegaron a dispararse cerca de un 14%, aunque cerraron con una subida del 8,7%, después de que ala SEPI diera ayer luz verde a su rescate.

En el otro lado de la tabla, el mayor castigo fue para Cellnex, que cayó un 3,76%, seguido de Arcelormittal, que perdió un 3,13%. Asimismo, destacaron los descensos de Inditex (-2,75%) y del sector bancario: todas las entidades cerraron en rojo, con caídas de hasta el 1,13% de Bankinter.

El contexto sigue marcado por la evolución de los contagios de Covid-19 y los planes de vacunación, con la mirada puesta en las vacaciones de Semana Santa. Además, los inversores siguen pendientes de los repuntes de las rentabilidades de la deuda. El bono americano a diez años cotiza estable en el 1,472% y el bono español al mismo plazo sube del 0,321% al 0,370%.

Hoy, el Tesoro español ha captado 6.180,41 millones de euros en una nueva subasta de bonos y obligaciones, algo por debajo del rango medio previsto, y lo ha hecho manteniendo los tipos negativos a cinco años.

Al otro lado del Atlántico, tras la sesión de ventas de ayer, Wall Street abre con ascensos moderados tras conocerse el dato de peticiones semanales de desempleo: 745.000 frente a las 750.000 esperadas por los analistas. Pese a ello, la cifra se sitúa por encima de la de hace siete días. El optimismo ha durado poco se ha dado pronto la vuelta y el Nasdaq ha pasado a ceder más de un 1% a la espera, para posteriormente reducir de nuevo las pérdidas. Al cierre de los mercados europeos, Wall Street cotizaba con signo mixto a la espera de las declaraciones de Powell, que dará una conferencia organizada por The Wall Street Journal, en la que será su última intervención antes de que el comité de política monetaria de la Fed se reúna los próximos 16 y 17 de marzo.

En la última semana, muchos funcionarios de la Fed han restado importancia a la subida de los rendimientos del Tesoro, aunque la gobernadora de la Fed, Lael Brainard, reconoció el martes la  posibilidad de que un rápido aumento de los rendimientos pueda frenar la actividad económica.

En el mercado de petróleo, el Brent, de referencia en Europa, se dispara cerca de un 4% y supera los 67 dólares por barril ante la extensión voluntario de los recortes de producción por parte de Arabia Saudí hasta abril. Mientras tanto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, llamados OPEP+, ha decidido extender sus recortes a la producción hasta abril, con la excepción de Rusia y Kazajistán, a los que se les ha permitido elevar su nivel de bombeo.

En el mercado de divisas, el euro cae el 0,13% hasta los 1,2047 'billetes verdes'.

Normas
Entra en El País para participar