Textil

Mango destina 42 millones a renovar y ampliar su sede central de Barcelona

Levantará un nuevo edificio de oficinas de 20.000 metros cuadrados de superficie

Mango destina 42 millones a renovar y ampliar su sede central de Barcelona

Pese al impacto que la pandemia está teniendo en el comercio textil, uno de los sectores más afectados por los cierres y las restricciones, Mango mantiene sus planes de inversión para el futuro. En concreto la compañía textil catalana destinará un total de 42 millones de euros para la renovación y la ampliación de su sede central corporativa de Palau-solità i Plegamans, localidad barcelonesa donde tiene sus oficinas centrales desde hace décadas.

El complejo alcanzará una superficie total de 93.400 metros cuadrados, ya que la compañía fundada por Isak Andic levantará un nuevo edificio de oficinas de 20.000 metros cuadrados, en el que invertirá la mitad de esos 42 millones presupuestados.

Cuando todas las actuaciones estén terminadas, lo que se prevé para 2024, Mango podrá estrenar su nuevo “campus corporativo”, como lo denominará, y que concebirá como un centro de I+D+i “que maximice el desarrollo profesional de todos los empleados de Mango y que garantice la flexibilidad necesaria para afrontar las cambiantes necesidades futuras de la compañía”, explican desde mango.

“El nuevo Campus Mango debe ser un motor de cambio para la organización. Queremos promover un nuevo modelo de trabajo que permita a todos nuestros colaboradores trabajar de acuerdo con la estrategia del cliente en el centro, que debe regir todas nuestras decisiones e iniciativas. Estamos apostando por construir una cultura de empresa empoderando a nuestros colaboradores para que lideren las iniciativas que van a convertirse en las principales palancas de cambio de la compañía”, analiza el consejero delegado de Mango, Toni Ruiz.

“Se trata de una nueva manera de trabajar que está impregnada por nuestros
valores de marca y la cultura de una empresa como Mango, con un marcado espíritu mediterráneo”, explica Ruiz.

La actuación será la inversión más relevante de Mango después de finalizar la construcción de su almacén logístico de Lliçà d’Amunt, de 190.000 metros cuadrados y en el que se movilizaron 232 millones de euros. Un monstruo logístico desde el que centralizará toda la operativa online y del que acomete una ampliación, que estará lista para 2023, que elevará su superficie en 90.000 metros cuadrados más con 32 millones adicionales de inversión.

Unas instalaciones vendidas en 2017


A finales de 2017 Mango acordó la venta de sus instalaciones corporativas en Palau-solità y Plegamans al fondo Invesco, en una operación que se tasó en más de 100 millones de euros. Como parte del acuerdo, Mango continúa utilizando su sede en régimen de alquiler por un plazo de 30 años.

Normas
Entra en El País para participar