El Consejo de Ministros aprueba un nuevo Estatuto General de la Abogacía

El Consejo General de la Abogacía Española lo celebra

El Consejo de Ministros aprueba un nuevo Estatuto General de la Abogacía

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el nuevo Estatuto General de la Abogacía Española que entrara en vigor el próximo 1 de julio y que sustituye al vigente que data de hace 20 años. El texto regula las condiciones de colegiación de los profesionales de la abogacía y las normas generales de funcionamiento de los colegios de abogados y de su Consejo General.

Según comunicado del Ministerio de Justicia, el nuevo texto se adecúa a la legislación posterior a la aprobación del actual Estatuto, de 2001. Legislación que tiene una gran incidencia en el ejercicio de la profesión, como las leyes de transposición de la Directiva de Servicios, la ley de acceso a las profesiones de abogado y procurador de los tribunales, y la ley de sociedades profesionales.

El nuevo Estatuto introduce la obligatoriedad de que los consejos y colegios de la abogacía ofrezcan una amplia difusión de sus servicios y de su trabajo a través de su web, y, según la nota, somete el gobierno de los colegios "a los principios de democracia, autonomía y transparencia".

También recoge el derecho y el deber de los profesionales a la formación continuada y especializada, y regula también la igualdad efectiva de mujeres y hombres en la provisión de los órganos colegiales, y promueve la conciliación de la vida familiar y profesional.

Más transparencia

Asimismo, el nuevo texto regula los deberes de los profesionales de la abogacía con sus clientes, cumpliendo no solo con el deber de atención de manera diligente en el asesoramiento o defensa, sino también con obligaciones de transparencia.

Para los consejos y colegios, se pone en marcha la ventanilla única de los colegios, para ofrecer, de forma clara y gratuita, información a los consumidores y usuarios. Destaca también la preocupación por fomentar un elevado nivel de calidad de los servicios prestados, así como su constante mejora.

Otro punto clave es el nuevo régimen de responsabilidad disciplinaria, mediante el que la organización colegial vela por la ética y la dignidad profesional y por el derecho de los particulares, recogiendo sanciones por el incumplimiento de sus obligaciones.

Reacciones

La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), Victoria Ortega, se ha felicitado este martes por la aprobación por el Consejo de Ministros del nuevo Estatuto de la Abogacía, que regula las condiciones de colegiación de los profesionales de la abogacía y otros aspectos como la publicidad, el secreto profesional o las actuaciones telemáticas de los letrados. Entrará en vigor el próximo 1 de julio.

En una rueda de prensa convocada de urgencia, tras conocer que el proyecto era llevado por fin a aprobación por el Gobierno, Ortega ha manifestado que hoy "es día de fiesta" por la aprobación de un proyecto que comenzó su andadura en 2013 y que coloca a las abogadas y abogados españoles "a la vanguardia de las abogacías europeas".

Entre los aspectos centrales, Ortega ha aludido a la regulación del secreto profesional, a la puesta al día en el ámbito de la formación, que será continuada de forma obligatoria, y a la exigencia de que la labor de los abogados se rija por los principios de transparencia y responsabilidad en la relación con los clientes (en relación con los costes y la posibilidad de obtención de resultados) y también de cara al exterior, a través de la elaboración de memorias de actividad de los colegios.

Otro aspecto vanguardista del texto es la regulación de las actuaciones de los abogados por vía telemática, que tan al día se han puesto por las necesidades de confinamiento y restricciones a causa del covid-19.

En la rueda de prensa ha estado presente el decano del Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso, que ha calificado al Estatuto de "moderno y adelantado a su tiempo". Ha incidido en la importancia de la regulación del secreto profesional puesto que a los abogados de empresa se les venía a negar su condición de defensores de este derecho y se les reconoce la misma protección que al resto de abogados.

Interlocución frente al consejo

Igualmente, han celebrado que el texto también regule las sociedades profesionales y reconozca la capacidad de interlocución directa e los colegios frente al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) respecto de las vulneraciones que puedan cometer los jueces frente a los abogados.

En cuanto a la publicidad, Ortega ha apuntado que esta será libre si bien se regulan las circunstancias en las que no se permite, como son en circunstancias delicadas como puede ser la de un accidente, un aspecto que se puede interpretar también como aplicable en temas como una pandemia. "Tampoco se pueden dar por ganados los asuntos ni hacer publicidades que no se ajustes a la realidad", ha añadido.

Normas
Entra en El País para participar