Los fondos Knighthead y Certares compran Hertz por 3.500 millones y la sacan de la bancarrota

Se declaró en quiebra en EE UU en mayo de 2020 por el impacto de la pandemia

Oficina de Hertz en un aeropuerto francés.
Oficina de Hertz en un aeropuerto francés.

Hertz ha llegado a un acuerdo con los fondos de inversión Knighthead Capital Management y Certares Opportunities a través del cual se harán con el 100% de la empresa por 4.200 millones de dólares (3.500 millones de euros).

La compañía de alquiler de vehículos ha informado de que prevé salir de la quiebra en verano. Además, ha detallado que dicha inversión, junto con un con un préstamo de 1.000 millones de dólares (831,2 millones de euros), una línea de crédito 'revolving' de 1.500 millones de dólares (1.246,7 millones de euros) y una línea de titulizaciones respaldadas por activos le proporcionará "la financiación necesaria para completar su reestructuración financiera y salir del Capítulo 11 a principios o mediados de verano".

Hertz se declaró en bancarrota en mayo de 2020 por el impacto de la pandemia, acogiéndose así a la protección especial que otorga el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

"Estamos emocionados de haber logrado este importante hito en nuestro proceso de reestructuración. Nuestro plan de reorganización nos proporciona un camino claro para completar nuestra estructura financiera y salir del Capítulo 11", ha subrayado el presidente y consejero delegado de la empresa, Paul Stone.

La inyección de Knighthead y Certares se compondrá de la compra directa del capital social de Hertz por 2.300 millones de dólares (1.911,6 millones de euros), así como el compromiso de respaldar una oferta de derechos por hasta 1.900 millones de dólares (1.579,2 millones de euros).

Este plan de reestructuración ha sido remitido al Juzgado encargado de supervisar el proceso de bancarrota de la empresa. De este modo, aún queda el visto bueno del juez, tras una vista que se celebrará el 16 de abril. El acuerdo también está sujeto a otras condiciones especiales, como el cumplimiento de la documentación o los procesos de 'due diligence'.

Hertz ha asegurado que este plan proporcionará una estructura de capital "nueva y sostenible" y que permitirá reducir "sustancialmente" la deuda de la empresa. Por otro lado, ha explicado que los acreedores no garantizados recuperarán en efectivo el 70% de sus inversiones.

La firma, fundada en 1918 y cuyo principal accionista es la empresa Carl Icahn, con un 38,94% del capital, registró unas pérdidas netas atribuidas de 1.714 millones de dólares (1.423 millones de euros), muy por encima de los 58 millones de dólares (48 millones de euros) que perdió en 2019. Durante el año pasado se tuvo que adaptar a las “severas” disminuciones de su volumen de negocio propiciadas por el Covid-19, recortando todos los gastos no esenciales y de capital.

Normas
Entra en El País para participar