Informe Adecco con datos oficiales

La pandemia eleva la pérdida del poder adquisitivo a casi 300 euros anuales por trabajador

El salario medio de los últimos cuatro trimestres se sitúa en 1.641 euros lo que supone un descenso interanual del 3,1%, el mayor retroceso en al menos 50 años

La pandemia eleva la pérdida del poder adquisitivo a casi 300 euros anuales por trabajador pulsa en la foto

El impacto de la pandemia en las remuneraciones medias de los asalariados ha provocado la mayor caída interanual de los sueldos medios de, al menos, los últimos 50 años. En solo un año, a finales de 2020, el salario medio de los empleados ha retrocedido un 3,1% hasta los 1.641 euros, según los datos del Instituto Nacional de Estadística incluidos en el informe anual del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el empleo.

Debido a esta caída retributiva, cuando se descuenta el IPC de la evolución del salario medio, se observa también una disminución del poder de compra de los asalariados del 1,4%, lo que se traduce en que los trabajadores tenían a finales del año pasado casi 300 euros menos (en concreto 280 euros) que dos años antes, en términos de su poder adquisitivo. Esta caída contrasta con un incremento del poder de compra de casi un punto que se registraba a finales del 2019 respecto a los dos años previos.

Con este desplome de los salarios se interrumpen más de tes años consecutivos de incrementos retributivos iniciados desde mediados de 2017. Según estos datos --que hacen referencia al salario ordinario promedio, en términos brutos, publicado por el INE; incluyendo los pagos de regularidad mensual y excluyendo pagas extraordinarias, horas extras u otros conceptos-- en el promedio acumulado de los últimos cuatro trimestres esta retribución media ha caído en todas las comunidades autónomas salvo en La Rioja, donde creció un 1% en el periodo de la pandemia.  

La Comunidad de Madrid se mantiene en la primera posición, con una remuneración media de 1.964 euros mensuales (-1,3% interanual), seguida una vez más por el País Vasco, con un salario medio de 1.954 euros por mes (-1,5%). Les sigue Navarra, que tras un recorte de un 0,7%, deja su remuneración media en 1.837 euros/mes.

En el otro extremo, Canarias ha bajado hasta el último lugar (1.281 euros mensuales; caída interanual de un 12,8%), quedando por debajo de la región que habitualmente cierra el ránking, Extremadura (1.338 euros al mes tras caer un 2,7%). Si bien el mayor recorte interanual lo ha sufrido Baleares (1.405 euros/mes), con un descenso interanual de un 13,2%. Para ambos archipiélagos, el salario del cuarto trimestre de 2020 es similar al que tuvieron en 2007.

En estos descensos de los salarios medios de casi la práctica totalidad de las comunidades tiene una importancia de peso el hecho de que las personas que han estado afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleos  (ERTE) --hasta 3,6 millones de asalariados-- se consideran ocupados en las estadísticas oficiales. Por lo tanto, la reducción de su remuneración (pasan a cobrar, en general e inicialmente, el 70% de la base reguladora) presiona a la baja en los salarios medios. De hecho, el retroceso retributivo es más evidente en las comunidades con sectores donde una importante masa de trabajadores sigue en ERTE, como son Canarias y Baleares, con los citados descensos de los sueldos del 12,8% y 13,2%, respectivamente. 

Así, el poder adquisitivo del salario medio ha retomado su tendencia declinante, que empezó a comienzos de 2017 y se había visto interrumpida entre junio de 2019 y marzo de 2020.

El caso general, que comprende a 10 regiones, es el de aquellas que hace un año mostraban un aumento en el poder de compra del salario medio y ahora presentan un recorte en el mismo. Dentro de este grupo de autonomías, la Comunidad Valenciana (-0,7%), Extremadura (-0,9%) y la Comunidad de Madrid (-0,5%) muestran los resultados más benignos, con una pérdida de poder de compra inferior al 1%.

En cambio, Balares y Canarias presentan los saldos más desfavorables, de -12% y -12,1%, respectivamente. Esto ha supuesto un recorte equivalente a, respectivamente, 2.451 y 2.274 euros al año. Es decir que, en ambos archipiélagos, un trabajador medio ha perdido el equivalente a casi dos mensualidades en los últimos dos años.

En tres autonomías (Asturias, Galicia y Navarra), el salario medio ya ganaba poder de compra hace un año y ahora continúa aumentándolo. De este grupo, el incremento más significativo corresponde a Galicia (+1,9%).

Otras tres regiones (Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia) muestran el caso inverso a la tendencia general: hace un año perdían poder de compra, pero ahora lo recuperan. El caso murciano es el más favorable, con un incremento del poder adquisitivo del salario medio de un 1,8%. La autonomía restante es La Rioja, cuya remuneración media perdía poder de compra hace un año y ahora sigue en descenso (-0,2%).

Normas
Entra en El País para participar