Distribución

El Corte Inglés dice a los sindicatos que los despidos serán voluntarios

Los representantes de los trabajadores piden condiciones por encima de los límites legales

El Corte Inglés dice a los sindicatos que los despidos serán voluntarios

El Corte Inglés ha adelantado a los sindicatos que el proceso de reorganización de la empresa con un plan voluntario de bajas que afectará a 3.000 trabajadores, más de un 4% de la plantilla, se realizará "con el máximo diálogo" y buscando medidas "positivas" como las "buenas condiciones económicas".

La compañía se ha reunido este sábado con los sindicatos para presentar el plan de bajas que parobó el viernes el consejo de administración del gigante español de la distribución. Afectará a un máximo de 3.000 trabajadors, de los cuales 2.500 serán empleados de los centros comerciales y 500, de los servicios corporativos. Esto es en torno a un 4% de la plantilla, integrada por unos 63.000 trabajadores.

La compañía, en esta reunión, ha indicado que "su plan de reorganización futuro debe buscar la viabilidad de la compañía, su posicionamiento en un mercado cambiante, la reordenación del mundo del retail y su nueva dimensión tras el impacto de la venta online", según ha informado la comisión sindical en un comunicado tras reunirse con la empresa.

"Los sindicatos miembros de la comisión sindical de El Corte Inglés hemos recibido de la empresa la comunicación del inicio de un proceso de reorganización de la empresa y por tanto de su plantilla", indicaron las organizaciones sindicales al inicio de su comunicado.

Para dar comienzo al proceso de negociación, los cuatro sindicatos —CCOO, Fasga, Fetico y UGT— se reunirán esta próxima semana para constituir la comisión negociadora que dialogará con la compañía para acordar las medidas del plan de ajuste. Los sindicatos han asegurado que su posición frente a la empresa va a ser "clara y contundente" buscando unas condiciones de salida de plantilla por encima de limites legales y con posibilidades de adscripción voluntaria desde cualquier punto de España, de tal forma que ese ajuste de plantilla no se realice "de forma traumática sino armonizada con los intereses de las personas".

Asimismo, informaron de que El Corte Inglés les ha indicado que el plan busca "la viabilidad de la empresa, su posicionamiento en un mercado cambiante, la reordenación del mundo del Retail y su nueva dimensión tras el impacto de la venta online".

Por último, los sindicatos recordaron que "este plan de reorganización y ajuste de la plantilla llega tras el cierre de Linares y la reorganización de Guadalajara, así como las noticias de más centrados afectados por cierre, que ha provocado una avalancha de inquietud en la plantilla".

De hecho, La compañía ya se acogió en marzo de 2020 a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor para un total de 25.900 empleados, tras decretar el Gobierno el estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus. Este ERTE afectó por tanto a casi el 29% de la plantilla total del grupo, que asciende algo más de 90.000 empleados. Así, se vieron afectados 22.000 trabajadores de los grandes almacenes de El Corte Inglés, 2.000 empleados de la cadena de moda Sfera y 1.900 empleados de Viajes El Corte Inglés

Normas
Entra en El País para participar