Podemos pide recuperar para el dominio público los bienes inmatriculados por la Iglesia

El grupo parlamentario considera necesaria la medida para dar cumplimiento al acuerdo de coalición del Gobierno incluso en inmuebles de uso litúrgico

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.
El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.

La identificación por parte del Gobierno de los 35.000 inmuebles que la Iglesia Católica habría inmatriculado a su nombre entre 1998 y 2015 comienza a tener repercusiones políticas. Unidas Podemos ha instado hoy a “recuperar para el dominio público los bienes” que la congregación apuntó a su nombre en los registros de la propiedad en virtud de la potestad que le daba la ley hipotecaria aprobada por el Ejecutivo de José María Aznar.

En un comunicado, el grupo parlamentario ha querido “destacar la importancia de un desarrollo legislativo que permita su recuperación para el dominio público” de estos bienes a fin de cumplir lo “previsto en el punto 5.11 del acuerdo de legislatura entre el PSOE y Unidas Podemos” para la formación e Gobierno.

En este texto, aducen, ambas formaciones se comprometieron a llevar a cabo “las modificaciones legislativas oportunas para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia, basadas en el privilegio de inscribir en el Registro de la Propiedad bienes a partir de simples declaraciones de sus propios miembros”.

Podemos defiende que “de inmediato, el Ministerio de Cultura debe reclamar por todas las vías a su alcance todos los bienes que figuren en su inventario de patrimonio histórico, de igual forma que el resto de administraciones públicas que se hayan visto afectadas”.

Una posibilidad a la que abre la puerta el listado elaborado por la vicepresidencia primear del Gobierno, que incluye 34.961 inmatriculaciones, de las cuáles, 20.014 se refieren a “templos de la Iglesia Católica, o dependencias complementarias, afectas a obligaciones armoniosos con la presencia de una confesión religiosa”, y otros 14.947 a “terrenos, solares, viviendas, locales, y otra tipología”.

El listado, analizado por el Consejo de Ministros a mediados de este mes incluye edificios tan destacados como la Mezquita de Córdoba o la Giralda de Sevilla.

“El patrimonio histórico de raíz religiosa, con independencia del uso litúrgico que pueda desarrollarse en el misma, forma parte de la riqueza cultural heredada por el pueblo español y de ninguna manera puede permitirse que por inacción o trascurso del tiempo se pierda para las futuras generaciones”, argumenta Podemos.

La formación morada adelanta que trabajará con el PSOE y el resto de fuerzas progresitas en “articular fórmulas normativas que permitan declarar la nulidad de todas las inmatriculaciones realizadas sin título suficiente y en particular el patrimonio histórico de raíz religiosa, el cual debe estar afectado al dominio público, tal y como ocurre en los países de nuestro entorno”.

Según detalló en su día la vicepresidenta primera Carmen Calvo, el listado recoge 30.335 inmatriculaciones selladas en virtud de certificación eclesiástica y otras 4.626 de propiedad demostrada.

Normas
Entra en El País para participar