Meliá baraja vender activos por 200 millones para ganar liquidez y reducir deuda

Cuenta con 43 hoteles en propiedad valorados en 3.758 millones de euros

El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer
El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer

Meliá, la primera hotelera de España, ha abierto la puerta para vender activos con el fin de ganar liquidez y reducir la deuda. Solo un día después de presentar los resultados de 2020, que mostraron unas pérdidas de 426 millones de euros y un alza de 575 millones de euros en la deuda neta, el director del área inmobiliaria de Meliá, Mark Hoddinott, ha confirmado en una conferencia con analistas recogida por Bloomberg que la empresa está identificando activos por valor entre 150 y 200 millones de euros por si fuera necesario proceder a su venta en el segundo trimestre.

Una opción que ya se deslizaba ayer en la nota de resultados. "La compañía continúa manteniendo como una de sus prioridades tener una posición de liquidez que nos permita afrontar los meses venideros con cierta tranquilidad. La mayor parte de los vencimientos previstos para el ejercicio 2021 han sido ya refinanciados y a cierre de diciembre de 2020, la situación de liquidez (incluyendo la tesorería, así como las líneas de crédito no dispuestas) asciende a 316 millones de euros. Adicionalmente la compañía continúa analizando otras vías alternativas para obtener liquidez y reducir deuda, como la venta de activos con la posibilidad de mantener el contrato de gestión".

A 31 de diciembre de 2020, Meliá contaba con 317 inmuebles, de los que 124 estaban en régimen de gestión, 103 en alquiler, 47 en franquicia y 43 en propiedad. Las ventas afectarían a estos 43 inmuebles, que según la última valoración realizada por Jones Lang Lasalle en 2018, contaban con un valor de 3.758 millones de euros. De hecho, la hotelera ya anticipaba ayer que solo 10 de esos 43 hoteles arrastraban alguna carga hipotecaria, que apenas representaba 260 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar