Seguridad Social

Escrivá defiende un recorte efectivo del 8% anual en la pensión de las jubilaciones anticipadas

El ministro considera que una disminución de la pensión del 16% real a quien se retire dos años antes será “suficiente”

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la tribuna del Congreso de los Diputados.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la tribuna del Congreso de los Diputados.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha reiterado hoy su idea de que la próxima reforma de pensiones incluya un rediseño de las penalizaciones actuales a la jubilación anticipada voluntaria, que se puede producir dos años antes de la edad legal de retiro.

El rediseño que pretende aprobar Escrivá no cuenta de momento con el apoyo sindical, ya que persigue aplicar los recortes de cerca del 8% por cada año que el trabajador se retira antes voluntariamente, directamente a la cuantía de la pensión resultante en lugar de a la base reguladora con la que se calcula dicha pensión. Este cambio haría que, en los casos de rentas más altas –y que por tanto han aportado más a la Seguridad Social–, este fuera efectivamente del 8% por año en lugar del 2% en el que se queda en algunos casos según la ley actual.

Según dijo Escrivá, durante su intervención en la inauguración de la presentación del Libro blanco del talento sénior con hacer que las rentas altas también tengan este recorte efectivo del 8% anual en sus pensiones si se jubilan anticipadamente (un 16% si el retiro se produce dos años antes de la edad ordinaria) “sería suficiente penalización”.

Si bien, Escrivá no se refirió a que estos trabajadores, además de haber aportado más al sistema ya tienen su pensión limitada por tope máximo, con lo que es como mínimo un 33% inferior a lo que venían aportando con la base máxima.

Pese a esta ya doble penalización de quienes cotizan por base máxima y cobran la pensión máxima, Escrivá insiste en que añadirá una tercera penalización. “Vamos a rehacer este sistema y lo vamos a hacer para que genuinamente refleje más esta idea de que si alguien se quiere jubilar dos años antes, pues realmente lo que tenga es una penalización permanente en su pensión del 16%, que es lo que la norma original tenía en la cabeza y que nos parece suficiente”, dijo.

Escrivá dijo que “hay que contar con todo el talento senior” porque España perderá siete millones de activos en las tres próximas décadas y así “es imposible mantener el estado del bienestar”.

Normas
Entra en El País para participar