Automoción

CIE cae un 35,58% en beneficios pero gana 185 millones

Las ventas retrocedieron un 16,71 %, hasta 2.882 millones

Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive.
Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive.

CIE ha conseguido superar el peor año de la historia en la industria de la automoción con un beneficio neto de 185,2 millones, pese a retroceder hasta un 35,58% en resultados. El parón industrial en el sector de las cuatro ruedas durante el segundo trimestre de 2020 recortó un 16,71% sus ventas consolidadas, que se situaron en 2.882,5 millones.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) quedó situado en 431,2 millones, un 27,45% menos. Cifras con fuertes caídas, pero el grupo ha defendido sus márgenes de rentabilidad. El Ebitda supone el 15% de la cifra de negocio, tan solo 2,2 puntos por debajo de los niveles pre pandemia de 2019, un ejercicio en el que ya se registró una cierta ralentización de la industria de automoción.

El fabricante de componentes para vehículos, cuyo consejero delegado es Jesús María Herrera, logró una generación de caja operativa de 239 millones en 2020, tras destinar 189,3 millones al pago de dividendos y a la recompra de acciones propias para su posterior amortización.

La deuda financiera neta (DFN) se mantiene a niveles parecidos a los de 2019. Alcanza los 1.594,9 millones, tras crecer un 4,78%. Su reserva de liquidez ronda los 1.500 millones.

CIE se adapta muy rápido a los ciclos de sus mercados. No se corta en realizar el despido de miles de trabajadores en un país concreto si su demanda se ha desplomado. Lo ha hecho en Brasil e India. Y en un año tan convulso se ha preparado para 2021, reforzando su plantilla con 1.118 trabajadores.

Para 2021 espera que su Ebitda suponga más del 17% de las ventas totales, recuperando los niveles de 2019. Y con la deuda bajo control. Que la DFN no supere en 2,5 veces el Ebitda.

Normas
Entra en El País para participar