Distribución

Dia redujo las pérdidas en 2020 un 54% hasta 364 millones

Las amortizaciones por los cierres de tiendas y los tipos de cambio siguen lastrando el resultado de la compañía

Dia redujo las pérdidas en 2020 un 54% hasta 364 millones

Dia cerró el ejercicio 2020 con una pérdida neta de 364 millones de euros, un resultado negativo un 54% inferior al que registró en el ejercicio pasado. Aun así, se trata de una pérdida abultada para el grupo de supermercados, que durante el año pasado experimentó el primer crecimiento de sus ingresos en cinco años.

La compañía sigue arrastrando importantes costes en amortizaciones, relacionadas principalmente con los cierres de tiendas y almacenes, y sufre el efecto de los tipos de cambio, sobre todo con el real brasileño. El primer punto supone un impacto negativo de 426 millones en la cuenta de resultados, mientras que la diferencia por los tipos de cambio impacta en 85 millones. El real brasileño se depreció un 24% en 2020 y el peso argentino lo hizo un 33,7%. La actividad en Brasil, donde Dia mantiene 779 tiendas, fue el único de los cuatro en los que opera la compañía que registró un ebitda ajustado negativo al cierre del ejercicio de 13,8 millones, por el dato positivo de 99,6 millones en España, 17,2 en Portugal y de 20 millones en Argentina. A nivel grupo el ebitda ajustado fue de 123 millones, frente al dato negativo de 91 millones del año anterior.

“Nuestros resultados financieros demuestran los progresos diarios que Dia lleva a cabo en la consecución de su hoja de ruta plurianual. Habiendo sentado las bases en 2019, en 2020 hemos introducido mejoras operativas y comerciales en los cuatro países en los que operamos, liderados por los equipos de dirección a nivel país", explica el presidente ejecutivo de la compañía, Stephan Ducharme, en un comunicado. "Gracias al acuerdo de refinanciación y recapitalización impulsado por nuestro accionista de referencia, nuestro negocio se sustenta en una estructura de capital estable a largo plazo, lo que ha permitido al equipo directivo centrarse de manera exclusiva en la gestión de los clientes y el negocio", añade.

Como ya anunció la compañía, su facturación durante el año pasado alcanzó los 6.882,4 millones, un avance del 0,2% respecto a la cifra de negocios registrada en el año anterior. Un crecimiento mínimo pero que supone cambiar al fin una tendencia negativa que se había prolongado durante los cinco años anteriores. A nivel comparable el crecimiento fue del 7,6%, ya que durante el año pasado Dia acometió el cierre de 471 establecimientos, quedando en 6.169. De ellas 3.918 se mantenían en España. Durante el año pasado, la compañía convirtió 14 establecimientos en dark stores, lugares de preparación de pedidos para la venta online.

Por otra parte, la deuda neta del grupo se redujo un 8% hasta 1.868 millones. La deuda financiera neta a 31 de diciembre era de 1.276 millones, un 3,4% inferior "gracias a la mejora del flujo de caja procedente de las operaciones, el control de los gastos por inversión (capex) y la estabilidad del capital circulante".

El endeudamiento de Dia disminuirá de forma importante durante este año. La compañía acometerá en las próximas semanas una ampliación de capital a través de la cual su principal accionista, Letterone, capitalizará 500 millones de deuda: 200 millones de los fondos que inyectó en junio de 2019 y que devengaban un interés anual del 7% y otros 300 millones de los bonos con vencimiento a 2021 que compró el verano pasado. Además, las entidades financieras ampliarán el vencimiento de créditos por 902 millones hasta 2025 y la emisión de bonos que cumple en 2023 también se extenderá, en este caso hasta 2026. Con todo ello la empresa "reducirá sustancialmente el endeudamiento financiero, eliminará el riesgo de refinanciación en el medio plazo, asegurará que las necesidades de financiación operativas estén cubiertas y proporcionará a Dia una estructura de capital estable a largo plazo", explica en su informe de resultados anuales.

A cierre del ejercicio la compañía de supermercados contaba con una liquidez disponible de 397 millones, de los cuales 347 millones correspondían a efectivo y 50 millones a líneas de financiación bancaria no dispuesta.

"En 2021, seguiremos centrándonos en la mejora de nuestra posición como proveedor moderno de proximidad, a través de soluciones innovadoras en las áreas comerciales y de venta online, ofrecidas a través de nuestros motivados franquiciados y empleados y acercándonos cada día más a nuestros clientes", añade Ducharme.

Normas
Entra en El País para participar