HSBC intenta de nuevo reducir oficinas

Pretende recortarlas un 40% a largo plazo

Sucursal de HSBC en Nueva York.
Sucursal de HSBC en Nueva York. REUTERS

Noel Quinn espera que su plan de reducción del espacio de oficinas tenga más éxito que el de su predecesor. El martes, el CEO de HSBC declaró su objetivo de reducir la huella inmobiliaria del banco global en un 40% a largo plazo, a medida que los empleados cambien a formas más flexibles de trabajo después del Covid-19.


El objetivo no incluye las sucursales, ni la sede central de HSBC en Canary Wharf, en Londres. Sin embargo, el plan recuerda las ambiciones de un CEO anterior de reducir su factura de alquileres comerciales. En junio de 2007, el entonces jefe de HSBC, Michael Geoghegan, anunció que había desafiado a su equipo a vaciar la mitad de la sede central y subarrendarla a otro. La declaración provocó sorpresa, sobre todo porque HSBC había vendido el edificio a Metrovacesa por 1.090 millones de libras (1.600 millones de euros entonces) unos meses antes. HSBC volvió a comprar el edificio por un precio inferior, 838 millones de libras (971 millones de euros), un año después.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías