Sexta noche de protestas

La patronal catalana carga contra el Govern por los destrozos a empresas en Barcelona

Los saqueos dejan daños al comercio por casi un millón de euros; detenidas 101 personas y 82 Mossos heridos

Un hombre irrumpe con violencia en un establecimiento durante la manifestación contra el encarcelamiento de Hasél, ayer en Barcelona.
Un hombre irrumpe con violencia en un establecimiento durante la manifestación contra el encarcelamiento de Hasél, ayer en Barcelona.

La patronal catalana Foment del Treball y la mayoría de asociaciones empresariales de Cataluña dijeron este domingo “basta” a los altercados de los últimos días y pidieron al Gobierno autonómico y al Ayuntamiento de Barcelona que abandonen su actitud “irresponsable”, condenen la violencia y expliciten su apoyo a los cuerpos de seguridad.

Las organizaciones empresariales celebraron un acto conjunto tras la quinta noche consecutiva de altercados en Barcelona y otras ciudades de Cataluña, durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, que se han saldado con el destrozo de numerosos comercios y establecimientos de Barcelona.

El presidente de la patronal Foment, Josep Sánchez Llibre, leyó un comunicado en el que hizo a un llamamiento “a los irresponsables que cierran los ojos como si no entendieran que es obligación del Govern en funciones velar por bienes públicos y privados, por la seguridad y los derechos de los ciudadanos”. Recordó que el derecho a la manifestación “de ninguna manera” justifica “el vandalismo”, por “grupos radicales organizados”.

 Por su parte, Luis Sans, presidente de la Asociación del Paseo de Gracia, señaló que el sábado fue “un día triste para Barcelona”. Se saquearon 12 establecimientos y comercios de ese paseo, se provocaron daños en 75, se rompieron vidrios en 100 y se hicieron 300 pintadas, daños que ascienden a 750.000 euros. “Ha sido la noche de los cristales rotos de 1939 de Alemania”, lamentó.

Seat ha lamentado también el ataque a su local y ha pedido a los políticos que refuercen la seguridad. Han sido detenidas 101 personas hasta el domingo por la noche; una ingresó en prisión y 82 mossos han resultado heridos.

Pequeños grupos de manifestantes han comenzado a lanzar objetos contra los Mossos d'Esquadra en la Via Laietana de Barcelona, en las inmediaciones de la Jefatura Superior de Policía, mientras el grueso de los concentrados mantiene una actitud pacífica, en el sexto día de protestas para reclamar la libertad de Pablo Hasel.

Sexta noche de altercados

La noche del domingo es la sexta consecutiva en la que se han reproducido altercados. Varios centenares de personas se han reunido ante la estación de Sants hacia las siete de la tarde, donde ya había un fuerte dispositivo policial, y tras unos breves parlamentos en los que varios de los manifestantes han justificado la necesidad de defender la libertad de expresión, han iniciado una marcha hacia la plaza de España por la calle Tarragona, informa Efe.

Mientras la Guardia Urbana cortaba el tráfico en la zona, los Mossos d'Esquadra han formado un cordón policial que impedía el paso a los congregados hacia la plaza España, por lo que se han desviado por la calle Diputació.

Desde el martes han sido quemados o dañados en Barcelona más de 700 contenedores. El sábado un grupo de encapuchados rompió a pedradas cristales y vidrieras históricas del Palau de la Música, lo que ha provocado también la condena conjunta del Gran Teatro del Liceu, el Auditori, el Teatre Lliure, el Mercat de les Flors y el Teatre Nacional de Catalunya (TNC).

Normas
Entra en El País para participar