Mustang GT de 2016 con logo Mi de Xiaomi.
Mustang GT de 2016 con logo Mi de Xiaomi.

Xiaomi seguirá los pasos de Apple y comienza a trabajar en su propio coche

La marca china ya planea futuros proyectos.

Cada vez son más las informaciones que apuntan a la entrada de Apple en el mercado de los vehículos eléctricos y autónomos, en lo que sería una nueva invasión de una big tech dentro de un sector que no es el originario de su actividad. Y por lo conocido en las últimas horas no va a ser la última. Xiaomi, que ha visto en los últimos años un crecimiento espectacular, parece estar barajando llevar a cabo algo parecido.

Según algunos medios chinos, Xiaomi está preparando un proyecto a través del que va a construir su propio automóvil y lo encuadra dentro de lo que denominan como "decisión estratégica", aunque los detalles de cuáles serán sus características no han trascendido. Es obvio, de todas formas, que los grandes gigantes de la tecnología se mueven cada vez más rápido alrededor de la movilidad eléctrica y la conducción autónoma, los grandes pilares del sector en los próximos años.

El fundador de la empresa, al frente

Como muestra de la importancia de esta nueva estrategia de los chinos es que, según las mismas informaciones, al frente de este vehículo de Xiaomi se encuentra el propio Lei Jun, fundador de la empresa y actual director ejecutivo, que ha sido uno de los principales responsables del éxito de una compañía que ha multiplicado su volumen de negocio en el último lustro así como su presencia más allá de China.

Oficinas de Xiaomi en Beijing.
Oficinas de Xiaomi en Beijing.

Es curioso este nuevo proyecto de Xiaomi porque en 2013 Lei Jun viajó a EE.UU. para reunirse con Elon Musk, CEO de Tesla, donde mostró mucho interés por el campo de la movilidad eléctrica y la conducción autónoma que en esos años los norteamericanos ya estaban revolucionando con sus primeros modelos. Y es que según el informe en el que se recoge este proyecto de los chinos, se habla específicamente de la necesidad de "diversificar" sus actividades a la vista del evidente "estancamiento de la venta de smartphones" que vienen detectando.

De momento, Xiaomi ni ha confirmado ni ha desmentido las informaciones que llegan sobre un vehículo al que le quedaría todavía mucho tiempo para llegar a las tiendas. Solo hay que mirar lo que está ocurriendo con Apple, cuyo proyecto de automoción ha vivido varios arranques y parones hasta que, hace pocos meses, parece que ya ha cogido impulso de cara a un lanzamiento a lo largo de esta misma década. Veremos si además de Xiaomi y los californianos, otras marcas se animan a desarrollar algo parecido.

Normas
Entra en El País para participar