Orange lanza su filial de torres y carga contra el modelo de Cellnex

Busca impulsar una alianza de las grandes telecos en este sector

Orange lanza su filial de torres y carga contra el modelo de Cellnex

Orange lanzó ayer su división de torres de telefonía móvil, bautizada como Totem, que agrupará 25.500 emplazamientos de Francia y España. La teleco explorará la opción de integrar activos de otras de sus divisiones europeas. En España, Totem contará con 7.900 macroemplazamientos, con unos ingresos proforma en 2020 de 152 millones de euros (143 millones en 2019).

En la presentación, el CEO del grupo Orange, Stephane Richard, se mostró crítico con grupos independientes, como Cellnex, indicando que podrían dañar a largo plazo los intereses de la compañía. El directivo se mostró favorable a la búsqueda de acuerdos con grandes operadores europeas como Deutsche Telekom o Vodafone, que prevé sacar a Bolsa parte del capital de Vantage Towers, su nueva división en el ámbito de las torres.

Richard afirmó que en la actualidad no hay negociaciones, si bien indicó que ha recibido señales de potenciales consolidaciones. El ejecutivo indicó que la compañía está preparada para vender parte del capital de Totem a inversores o bien para una colocación en Bolsa. En cualquier caso, dejó claro que Orange no perderá el control de estos activos, descartando su venta a compañías como Cellnex o American Tower, que acaba de comprar las torres de Telxius, filial de Telefónica que, a su vez, se ha convertido en el primer incumbente en salir de este ámbito.

En este sentido, el CEO de Orange España, Jean-François Fallacher, destacó que Telefónica es la única de las grandes compañías que ha vendido estos activos, indicando que para mantener el control se puede tener el 50% del capital más una acción.

En cualquier caso, las palabras de Richard vienen en un momento de sacudida en el sector, con numerosas operaciones de venta de emplazamientos de telefonía móvil por parte de las telecos.

Cellnex, entre otras, es la compañía más destacada en este ámbito, y acaba de comprar las torres de Hutchison en Europa por 10.000 millones de euros, así como los emplazamientos de Altice en Francia, por otros 5.200 millones, y los de Deutsche Telekom en Holanda. La empresa prevé situar su parque por encima de las 120.000 torres.

En términos geográficos, Cellnex, que en 2019 compró un paquete de torres a Orange en España, se ha hecho fuerte en Francia, donde tiene como clientes a los tres competidores de Orange: SFR, Bouygues e Iliad.

Normas
Entra en El País para participar