Financiación

Demanda récord en la primera sindicada a 10 años de Italia de la era Draghi

Las órdenes de compra alcanzan los 110.000 millones, por encima de los 108.000 millones registrados en junio

Primer ministro italiano, Mario Draghi
Primer ministro italiano, Mario Draghi REUTERS

Primera subasta sindicada de Italia desde que Mario Draghi juró su cargo como primer ministro. El país transalpino ha aprovechado las buenas condiciones financieras que imperan el mercado para cumplir con sus objetivos de financiación y lograr precios atractivos. El renovado interés por los activos italianos, una corriente que ha cogido impulso desde que el pasado 2 de febrero el presidente de la república encomendara al exbanquero italiano la formación de Gobierno, ha vuelto a ponerse de manifiesto este martes.

Una buena muestra de ello es el apetito mostrado por los inversores, algo que se dejó senti con fuerza en la demanda. Las órdenes compra alcanzaron los 110.000 millones para el bono a 10 años, el primero que emite Italia desde el pasado mes junio y con el que el país captó 10.000 millones al 0,6%. La demanda registra un nuevo récord al superar los 108.000 millones registrados en la anterior emisión celebrada hace ocho meses. Este interés permitió cerrar la operación con diferencial de cuatro puntos básicos por encima de los de la deuda a 10 años en circulación.

Junto a los títulos a 10 años, Italia ha vendido 4.000 millones en deuda a 30 años ligada a la inflación. En este caso la demanda ha superado los 24.000 millones al 0,177%, 22 puntos básicos más que la referencia a ese plazo en el mercado secundario. Es decir, la demanda conjunta alcanzó los 134.000 millones.

Los rendimientos de los bonos italianos cayeron a mínimos históricos la semana pasada ante las expectativas de que Draghi liderara un nuevo gobierno, que como se ha demostrado en las últimas sesiones despierta la unanimidad entre las formaciones políticas y los inversores. Su labor al frente del BCE en los momentos más duros de la crisis de deuda de la zona euro son vistos como una garantía. Ahora el exbanquero será el encargado de diseñar el plan de recuperación, un programa clave para la recepción de los fondos europeos.

"El mercado puede continuar surfeando la ola de Draghi por un tiempo más", señala a Bloomberg Antoine Bouvet, estratega sénior de tipos de ING, que prevé que la prima de riesgo iataliana se reduzca a los 75 puntos básicos en los próximos seis meses. En la actualidad el diferencial entre la deuda italiana a 10 años y la alemana al mismo plazo se sitúa en los 91 puntos básicos.

Normas
Entra en El País para participar