Obituario

Fallece Alberto Oliart, exministro y expresidente de RTVE

Figura política en la Transición, el expolítico de UCD muere a los 92 años

Alberto Oliart.
Alberto Oliart.

El exministro Alberto Oliart ha fallecido este sábado en Madrid a los 92 años de edad, según ha informado RTVE. Oliart, nacido en Mérida (Badajoz) en 1928, fue ministro de Defensa, Sanidad y de Industria y Energía entre 1977 y 1982 en la etapa de UCD en los primeros gobiernos de la Transición.

En concreto, fue ministro de Industria y Energía, y de Sanidad con Adolfo Suárez. Posteriormente, ocuparía el Ministerio de Defensa durante el Gobierno de Leopoldo Calvo Sotelo hasta la formación del primer Ejecutivo de Felipe González. Asimismo, Oliart fue presidente de Radio Televisión Española entre 2009 y 2011.

El exministro español fue abogado del Estado, se licenció en Derecho en la Universidad de Barcelona en 1950, y antes de acceder a la política desempeñó funciones en distintas entidades financieras.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido trasladar un abrazo a la familia y a sus seres queridos. "Una gran persona comprometida con la Constitución y la democracia. Un servidor público clave en nuestra memoria histórica, que destacó por su defensa del diálogo y el entendimiento. DEP", ha afirmado en su cuenta de Twitter el jefe del Ejecutivo.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, también ha lamentado su pérdida porque "fue un servidor público desde diferentes puestos del Gobierno y de la Administración, una figura relevante de la transición en España y un defensor del entendimiento y el respeto mutuo en la política", así como el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que ha destacado, en declaraciones a Efe, "su carácter generoso e integrador".

En 1973 dejó el Supremo y fue nombrado director general del Banco Hispano Americano, para cuatro años después entrar por primera vez en el Gobierno de UCD, que en 1977 presidía Adolfo Suárez.

Posteriormente a su etapa política, se dedicó a la abogacía y fue miembro de la Comisión Ejecutiva del Banco Hispano Americano hasta 2009, cuando con José Luis Rodríguez Zapatero, ejerció el cargo de presidente de RTVE hasta 2011.

El director de TVE desde febrero de 2007 hasta enero de 2010, Javier Pons, ha recordado su primer encuentro con Alberto Oliart, en su casa cerca de Chamartín, y su valía profesional y personal.

"Alberto, que ya tenía una edad, seguía manteniendo una actitud curiosa y, lo que más me impresionó, una cierta ingenuidad ante la vida. Y esa misma ingenuidad combinada con coraje se reflejaba cuando comenzando a entender cómo funcionaba la tele y sus propias dinámicas, en ningún momento se amilanó o desanimó antes las dificultades de las que le intentaba prevenir", ha señalado.

En este punto, Pons ha subrayado que Oliart se enfrentó a todas las dificultades "con toda su inteligencia, la mucha fuerza e ímpetu que mantenía y no poca bondad, intentando tejer puentes donde se habían roto y haciendo gala de un talante y personalidad que desarmaban a cualquiera que quisiera abocarle a un conflicto".

En su opinión, el exministro de Defensa conocía el poder de la fuerza y la fuerza del poder, pero nunca hizo ostentación de ambos en el tiempo que compartí con él".

Por su parte, el director de Informativos de TVE de 2004 a 2012 y director de proyectos y estrategia de RTVE desde 2018, Fran Lorente, ha definido a Oliart como "un hombre de Estado y un presidente de consenso" y ha destacado que llegó a RTVE "convencido de la importancia de RTVE".

"Ser un presidente de consenso ya lo hace excepcional en la historia de esta casa. Fue siempre un hombre de Estado y, cuando lo llamaron con esta extraña oferta, aceptó el reto de lo desconocido para él, creyendo firmemente que RTVE podía y debía ser un instrumento muy potente para hacer una España mejor, más culta, más educada, más informada, más plural", ha manifestado.

Asimismo, Lorente ha recordado que "aterrizó prácticamente sin equipo propio y confió y respetó a la gente de la casa" y que "se enamoró profesionalmente de muchos trabajadores a los que admiraba y a los que buscaba para tomar café, escuchar y aprender". "Hoy nos deja con una RTVE de todos, en la que él creía profundamente, aún por construir", ha lamentado.

Normas
Entra en El País para participar