El reto de que Amundi sea de verdad mundial

Valérie Baudson, próxima CEO, es experta en ETF y tiene el reto de mantener el crecimiento de la mayor gestora de fondos de Europa

Valérie Baudson, próxima CEO de Amundi.
Valérie Baudson, próxima CEO de Amundi.

Una de las directivas con más experiencia en ETF (fondos cotizados) será la nueva jefa de la gestora de fondos Amundi a partir del 10 de mayo. Valérie Baudson (París, 1971) lleva casi toda su carrera en el grupo Crédit Agricole, accionista principal de Amundi, la mayor gestora de fondos de Europa, pero que tiene que crecer mucho más para competir con sus rivales del otro lado del Atlántico.

Por el momento, se mantiene al frente de la división de ETF y de la de inversión temática, también en rápido crecimiento. Supervisa asimismo las filiales de Alemania y España. Era una de las candidatas claras a sustituir a Yves Perrier, de 67 años, que lleva 14 en el cargo, y que pasará a presidir el consejo de administración.

Es madre de dos hijos. Se graduó en la prestigiosa HEC (Escuela de Estudios Superiores de Comercio, París), donde se especializó en finanzas. Comenzó su carrera en 1995 en Banque Indosuez (propiedad de Crédit Agricole –CA– desde un año después), donde gestionó misiones de auditoría internacional, etapa de la que guarda muy buen recuerdo.

En 1999 se incorporó al bróker Cheuvreux, entonces filial europea de banca corporativa y de inversión de CA (y ahora independiente, con el nombre de Kepler Cheuvreux) como jefa de proyectos para el equipo de alta dirección. En 2001 pasó a ser secretaria general y entró en el comité ejecutivo. Tres años después, ascendió a responsable de marketing y entró en el comité de dirección europeo.

Entró en la gestora de activos de Crédit Agricole, CAAM, en 2007, para lanzar desde cero el negocio de ETF, una clase de productos de inversión que simplemente replican índices de renta variable o fija, y que tienen menos comisiones que los que siguen la estrategia de un gestor. En 2010, CAAM se fusionó con su homóloga de Société Générale, SGAM, para formar Amundi (AM+Mundi).

Con su cambio de la banca de inversión a la gestión pasiva, Baudson buscaba un reto, y vaya si lo encontró. El cambio sorprendió en su entorno, cuenta el Financial Times. En 2013 la nombraron directora general de ETF, Indexing & Smart Beta y miembro del comité ejecutivo, y tres años más tarde, ascendió a subdirectora general, miembro del comité de dirección general y CEO de la unidad CPR Asset Management, de gestión activa, especializada en inversión temática y ASG (criterios ambientales, sociales y de gobernanza).

La unidad de fondos cotizados de Amundi es la quinta de Europa por activos, y gestiona una cartera de 140.000 millones de euros que abarca fondos de seguimiento y ETF convencionales, y fondos de beta inteligente, que siguen índices, pero con un cierto sesgo por tipo de inversión (dividendos, compañías en crecimiento, inversión en valor...).

Hace poco ha asumido además la dirección mundial de distribuidores y clientes de banca privada, y también está en el consejo de administración de CA Indosuez Wealth, que aglutina, a escala internacional, a las entidades de gestión patrimonial de CA. Es habitual, en todo caso, que los directivos de Amundi acumulen varios puestos.

El mundo corporativo

Sobre la igualdad de sexos en el trabajo y la dirección, Baudson dice en el portal de noticias de inversión Citywire Selector que a veces puede haber diversidad cosmética en los niveles superiores sin que la haya por debajo; que la ley francesa de cuotas en los consejos de empresas medianas y grandes ha sido eficaz, en su opinión, pero que lo mejor es cambiar las mentalidades y actitudes.

Además de sus otras funciones, es miembro del comité estratégico de la patronal Association Française de la Gestion Financière y preside el comité de inversores del lobby Paris Europlace, que trabaja para que las instituciones europeas faciliten la inversión ASG, en concreto la de orientación social. Amundi, sin embargo, parece eludir las directrices de buen gobierno al ascender a Perrier de CEO a presidente.

El futuro

Amundi, la mayor gestora de Europa con diferencia, tiene 5.000 empleados y controla 1,7 billones de euros en activos, 43.000 millones de ellos en España: es el cuarto accionista de Repsol, por ejemplo, con un 4,5% del capital. Crédit Agricole posee el 70% de la gestora, y el resto es free float.

En noviembre, Reuters informó de la posibilidad de comprar a su gran rival Lyxor, especializado en gestión pasiva y propiedad de Société Générale. Sería una novedad, porque hasta ahora la unidad de ETF ha crecido de forma orgánica.

El grupo Amundi sí que se ha expandido mediante fusiones, por ejemplo con la compra de Pioneer a Unicredit por 3.500 millones de euros, o la de la gestora de activos de Sabadell el año pasado por 430 millones. Es una de las pocas empresas del sector que ha ido de compras con éxito. Perrier deja un balance también triunfal en resultados y en cotización, desde la salida a Bolsa en 2015 (con una rentabilidad del 133% para el accionista).

Adquirir gestoras de ETF potenciaría la posición de Amundi para competir con el gigante estadounidense BlackRock, que tiene en torno a la mitad del billón de euros del mercado de ETF europeos (y controla 7 billones sumando todas las divisiones). La entidad francesa maneja 72.800 millones de euros en esta área. Christopher Thompson, analista de Reuters, cree que hacerse con la alemana DWS o reforzarse en Asia ayudaría a diversificar geográficamente el negocio (más de la mitad de los activos son franceses).

Los accionistas han recibido bien su nombramiento. Ahora Baudson debe hacer que Amundi sea realmente mundial.

Buenos resultados

Cartera. Los activos gestionados por Amundi se han duplicado con creces durante el mandato de Yves Perrier. Los ingresos netos récord del cuarto trimestre le han permitido cumplir en su mayor parte el objetivo de doblar los ingresos netos anuales, hasta los 962 millones, desde la OPV.