Comercio

Los hosteleros de Aena elevan a Pedro Sánchez la demanda de una mayor rebaja en los alquileres

La compañía pública mantiene que ha llegado con sus rebajas más lejos de lo que marca la normativa de ayudas al sector

Un viajero transita por el aeropuerto de Barajas con tiendas y bares cerrados durante el estado de alarma.
Un viajero transita por el aeropuerto de Barajas con tiendas y bares cerrados durante el estado de alarma.

El desacuerdo entre Aena y una importante parte de los inquilinos de las zonas comerciales de la red de aeropuertos está lejos de resolverse. Los dos grandes sindicatos, CC OO y UGT, junto a Hostelería de España y Marcas de Restauración, firman esta mañana una carta remitida al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que expresan su “preocupación y malestar por la situación extremadamente grave que sufren las empresas y trabajadores” con presencia en los aeropuertos. Estas han de pagar parte de los alquileres pactados antes de la pandemia pese a verse duramente afectadas por el derrumbe del tráfico aéreo y, por tanto, de la demanda en sus establecimientos.

Los cuatro colectivos hablan de “riesgo real” para la viabilidad a corto plazo de estas empresas y la permanencia de 12.000 empleos, de los que un 75% están en situación de ERTE. El problema para ellas es que el Gobierno ya ha hablado, fijando una rebaja del 50% en los alquileres entre las medidas de apoyo al sector de la hostelería.

El paso de viajeros por las terminales tubo un derrumbe del 72% el año pasado, y en este arranque de 2021 continúa impactado por la crisis sanitaria. El problema afecta de lleno a unos comerciantes que tienen firmado el pago de una renta mínima garantizada anual (RMGA) si el variable sobre las ventas, acordado con Aena en sus contratos de concesión, no alcanza ese nivel mínimo. Los comerciantes demandaron un reequilibrio ante la acuciante falta de ingresos y Aena ha ofertado la exención del 100% de la renta entre el 15 de marzo al 20 de junio de 2020, periodo afectado por el confinamiento del primer estado de alarma, y una rebaja del 50% desde el 22 de junio del pasado ejercicio hasta el 8 de septiembre de este año. Una medida que los firmantes de la carta califican de “claramente insuficiente”.

Un juzgado de El Prat de Llobregat ha rechazado la suspensión cautelar del pago del alquiler a Aena basado en una renta mínima garantizada

Aena, sin embargo, dice haber ido más lejos de lo que marca el Real Decreto Ley 35/2020, de 22 de diciembre, de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio. De hecho, da como propuesta final los citados descuentos.

Con el envío a primeros de este mes de las facturas del alquiler correspondiente a 2020, aproximadamente el 40% de los comerciantes, que representan un 10% de la facturación comercial de Aena, decidieron adherirse a la propuesta. Quedaron fuera importantes operadores comerciales como Dufry, Áreas o SSP. A estos últimos, la empresa pública les ha enviado los importes íntegros de alquiler basados en la citada renta mínima garantizada.

Tal y como informó Cinco Días, Aena ha otorgado un mes para el pago. Pero dice haber mostrado flexibilidad al manteber su oferta hasta el último minuto para que las distintas cadenas y establecimientos, que hasta ahora se hayan mostrado reacias reacias, se sumen a ella.

En caso de impago, podría entrar en juego la ejecución de avales o los inquilinos podrían optar por denunciar el pacto ofrecido por su casero. Una salida, esta última, sin garantías de éxito. Esta mañana se ha sabido, según publica La Vanguardia, que un juzgado de primera instancia de El Prat de Llobregat ha desestimado las medidas cautelares solicitadas por la empresa catalana de zapatería Tascón, con presencia en los aeropuertos de Barajas y El Prat. Su petición era la de suspender el pago de las rentas mínimas garantizadas de 2020.

Rechazada la cautelar, el citado tribunal no ha entrado a dirimir aún si el recorte de alquileres ofertado por Aena debe ir más lejos ante la ruptura del equilibrio financiero económico de las concesiones. Por contra, en un caso similar juzgado en Ibiza si se ha aceptado la medida cautelar en lo que ha sido leído como un revés a los intereses de Aena.

Entre lo reputacional y lo económico

“Está en juego el servicio de calidad que se le presta al pasajero, que consideramos esencial para la buena imagen de nuestro país como uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial”, se puede leer en la misiva que ha sido enviada al presidente Sánchez, donde también se habla de inmovilismo por parte de Aena.

La compañía que preside Maurici Lucena tenía presupuestado para 2020 la entrada de 800 millones de euros por rentas mínimas garantizadas procedentes de sus inquilinos. El acuerdo puesto sobre la mesa para aliviar la carga a los comerciantes, hosteleros, entidades financieras y demás, supone perdonar más de 400 millones de euros. Las cadenas beligerantes, sin embargo, demandan que se adapte el canon a la facturación real que están teniendo durante los meses de crisis. Los sindicatos y los colectivos de la hostelería estiman que el 100% de la RMGA del año 2020 está hasta siete veces por encima de los ingresos del comercio en los aeropuertos.

Los clientes comerciales de Aena se quejan de que el tráfico aéreo no se normalizará hasta entrado 2024, según las previsiones de organismos internacionales, pese a lo que la renta mínima (RMGA) en lo que toca a los alquileres volvería a cifras previas a la pandemia en septiembre de este año. En todo caso, es probable que eso dependa de la evolución de la propia crisis sanitaria. Esta mañana ha sido la aerolínea con mayor tráfico en España, Ryanair, la que ha mostrado esperanza con que el éxito de la vacuna contra la Covid-19 "permita que los ciudadanos europeos disfruten de sus lugares favoritos este verano", en palabras de Dara Brady, responsable de marketing de la aerolínea.

Normas
Entra en El País para participar