Inmobiliario

Lamela rediseñará el histórico hotel Formentor, que albergará el segundo Four Seasons de España

Estará listo en 2023 y dispondrá de 110 habitaciones de cinco estrellas gran lujo

Hotel Formentor, en la bahía de Pollença.
Hotel Formentor, en la bahía de Pollença.

Estudio Lamela se encargará de la reforma del emblemático Hotel Formentor de Mallorca, que albergará el segundo Four Seasons de España. El fondo Emin adquirió a Barceló este alojamiento, que permanecerá como un cinco estrellas gran lujo, con capacidad para 110 habitaciones y que estará listo para 2023, según informó este jueves la firma de arquitectura. La obra afectará a una superficie de 20.000 metros cuadrados.

El histórico hotel, un sueño del argentino Adan Diehl construido en 1929 en la idílica y apartada bahía de Pollença, ha sido durante décadas un paraíso mediterráneo para la realeza, famosos, intelectuales atraídos por el Premio Formentor  y lugar de reunión para cumbres políticas.

“En este importante proyecto, Estudio Lamela quiere preservar la esencia con la que el poeta, empresario y emprendedor argentino, Adan Diehl, dio vida a su particular sueño en 1929, en una bahía entonces semidesconocida y en un país donde apenas existía el turismo. Adan Diehl fue un idealista y un visionario, dos cualidades que discurren paralelas a la gran arquitectura”, reflexiona Carlos Lamela, presidente de Estudio Lamela. "Estudio Lamela acepta ahora la responsabilidad de su reforma con la idea clara de seguir siendo lo que fue cuando se edificó en 1929: "Una línea blanca en el paisaje", según un comunicado de la firma de arquitectura. Las obras podrían comenzar después del verano.

El estudio dirigido por Carlos Lamela se encargará, de esta forma, de rehabilitar el inmueble de para la llegada de Four Seasons en su segundo alojamiento en España, tras dirigir la reforma del Centro Canalejas de Madrid que alberga el primer hotel de gran lujo de la enseña canadiense en el país.

Hasta ahora, Barceló opera ese alojamiento bajo la marca Royal Hideaway. El fondo andorrano Emin lo habría adquirido por algo más de 100 millones de euros, tal como adelantó CincoDías. Esta firma, encabezada por Jordi Badía, saltó a la relevancia pública por su intento de adquirir Torre Glòries en Barcelona a Agbar, donde proyectó un hotel Hyatt. Sin embargo, finalmente ese emblemático rascacielos fue adquirido por Merlin en 2017.

La reforma en Pollença incluye dos restaurantes, varios bares y cafeterías, zonas de eventos con salón de banquetes y salas de reuniones, spa, gimnasio y diversas áreas de servicios e instalaciones. Según el estudio de arquitectura, la actuación también alcanza a las zonas exteriores que rodean el edificio con el fin de recuperar el paisaje autóctono e integrar el entorno mediante la remodelación y mejora de jardines, terrazas, piscinas, pistas deportivas, pabellones de recreo, accesos rodados y aparcamientos.

“El volumen del edificio existente se conserva, lo que permitirá que la imagen del Hotel Formentor permanezca inalterada desde la bahía de Pollença”, destaca Elena Dueñas, arquitecta de Estudio Lamela y directora del proyecto. Tanto es así, que las propuestas de las fachadas persiguen mejorar tanto la estética del edificio como la eficiencia energética, el aislamiento térmico y acústico, la recuperación del orden y la presencia de la fachada original y, a la vez, adecuarse a la nueva distribución de espacios. Para esta obra, la firma se ha asociado con el estudio mallorquín SCT, Sánchez-Cantalejo y Tomás.

El hotel, ubicado en la bahía de Pollença en un entorno natural protegido, ha acogido a huéspedes como Winston Churchill, Charles Chaplin, Audrey Hepburn o el Dalai Lama y lugar de la luna de miel de la actriz Grace Kelly y el príncipe de Mónaco, Rainiero III.

Normas
Entra en El País para participar