América Móvil sigue la moda de las telecos y crea una filial de torres

Aprueba la segregación de estos activos en Latinoamérica

Busca maximizar el valor de estas infraestructuras de telefonía móvil

Carlos Slim.
Carlos Slim. REUTERS

La tendencia entre las operadoras de telecomunicaciones de segregar sus áreas de infraestructuras y situarlas en una división separada se extiende con rapidez. Ahora le ha tocado el turno al gigante latinoamericano América Móvil.

La teleco controlada por Carlos Slim ha aprobado un plan para segregar las torres de telecomunicaciones y otros activos de infraestructuras pasivas en los distintos mercados latinoamericanos donde tiene operaciones. Entre ellos figuran Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador y Perú, además de distintos países de Centroamérica.

En un comunicado, la operadora mexicana, histórico rival de Telefónica en Latinoamérica, explicó que la operación tiene como objetivo maximizar el valor de las infraestructuras, que se transferirán a una compañía independiente de América Móvil, con su propio personal y equipo gestor. La nueva empresa enfocará su actividad en desarrollar, construir y compartir infraestructuras de torres de telefonía móvil.

América Móvil, que prevé cerrar esta reorganización durante 2021, indicó que la integración en cada territorio se irá ejecutando en la medida en que reciba luz verde de las autoridades regulatorias. También deberá recibir el visto bueno de los accionistas de la operadora, encabezados por Slim. América Móvil ya segregó los activos de torres en México, que pasaron a integrarse en una nueva compañía, bautizada como Telesites, que salió a Bolsa a finales de 2016.

Con este movimiento, América Móvil sigue la brecha marcada en las últimas semanas por otras grandes telecos como Hutchison, Vodafone y Telefónica. El grupo español anunció a principios de 2021 un acuerdo para la venta de las torres de su filial Telxius a American Tower por 7.700 millones de euros.

En este caso, la transacción se va a ejecutar a través de dos operaciones, por un lado, la venta de su división de torres de telecomunicaciones en Europa (España y Alemania) y, por otro, en Latinoamérica (Brasil, Perú, Chile y Argentina), precisamente la región geográfica donde se va a extender el movimiento puesto en marcha ahora por América Móvil.

A su vez, en noviembre, Hutchison acordó la venta de sus torres en seis países europeos a Cellnex por 10.000 millones de euros, mientras que Vodafone está en proceso para colocar en Bolsa parte del capital de Vantage Towers, empresa que agrupa sus activos de torres en Europa, incluida España.

Con respecto a las cuentas de 2020, América Móvil registró un beneficio neto atribuido de 46.853 millones de pesos (1.921 millones de euros), un 30,8% menos en relación al año anterior. La cifra de negocio creció un 0,9%, hasta 1,016 billones de pesos.

Normas
Entra en El País para participar