Las mascarillas quirúrgicas ‘made in Spain’ nacidas en plena pandemia

Safe Iberia produce 7.200 unidades por hora y las distribuye entre 24 y 72 horas. La empresa facturó en 2020, en sus cinco primeros meses de vida, 2,7 millones

Mascarilla Safe Iberia
Una mascarilla tricapa sale de la línea de producción ya doblada y lista para el sellado de las gomas de sujeción.

Distancia social, higiene de manos y mascarilla son los tres mantras que desde hace poco más de un año acompañan nuestras vidas para hacer frente al Covid-19. Hace un año la pandemia puso al descubierto el desabastecimiento de este material en España y otros países comunitarios. Europa pasó un momento crítico y apenas podía cubrir el 8% de la demanda interna con productores propios, el resto tenía que comprarlo fuera.

En este contexto nace Safe Iberia, una empresa española, fundada en abril de 2020, que apostó por la fabricación y distribución de mascarillas quirúrgicas, “aunque no empezaríamos a vender, vía web, hasta el 5 de agosto”, recuerda Eduardo Alonso, uno de los tres fundadores y CEO de la compañía.

No han cumplido su primer año, pero ya producen las mascarillas quirúrgicas más seguras del mercado desde su planta madrileña de San Fernando de Henares. La compañía fabrica el material sanitario y ellos mismos se encargan de todo el proceso, desde el almacenamiento hasta la distribución, sin depender de terceros.

Valor añadido

“Una ventaja competitiva, ya que, como hemos visto a lo largo de la crisis sanitaria, el autoabastecimiento de mascarillas en España ha sido muy limitado y hemos dependido en gran medida de las importaciones de Asia, con los retrasos y problemas que ello ha generado”, reflexiona Alonso y presume de que las mascarillas desechables tricapa IIR de Safe Iberia son las únicas que cuentan con tres certificaciones de calidad (Eurofins; marcado CE para productos sanitarios, según la Directiva 93/42/EEC, y la norma europea UNE-EN 14683:2019+AC), que las convierte en las de mayor calificación del mercado europeo y un filtrado del 99,93% de gérmenes y polvo (92% en el caso de las FFP2), gracias a su filtro TNT, lo que garantiza también una mayor respirabilidad.

Eduardo AlonsoSafe Iberia
Eduardo Alonso, CEO de la compañía.

Su primer objetivo fue abastecer al mercado farmacéutico y sanitario. Su producto estrella está ya en 462 farmacias de toda España, la meta es llegar a 3.500 este año y 12.000 en 2022, lo que supondrá el 66% del mercado español. En 2020 rozaron los tres millones de euros de facturación en tan solo cinco meses (agosto-diciembre) de ejercicio.

En la actualidad Safe Iberia puede fabricar hasta 7.200 unidades por hora y es capaz de distribuirlas entre 24 y 72 horas en cualquier punto de Europa. La compañía es el único fabricante europeo que “entrega un producto personalizado y emblistado en monodosis, con todas las unidades independientes, para favorecer una mayor higiene, comodidad y mantenimiento de estas”, enfatiza el CEO.

La cifra

66% es la tasa de mercado que abastecerá la firma. 462 farmacias cuentan ya con mascarillas de la empresa; la meta es llegar a 12.000 en 2022.

En pleno debate sobre la eficacia de las mascarillas quirúrgicas frente a las FFP2, más caras, y la recomendación del uso de estas en espacios cerrados y transporte público que han hecho Francia o Alemania, los expertos coinciden en que todas ellas están sujetas a estrictos controles de filtración y respirabilidad, pero que todas pierden eficacia si no se siguen los consejos de protección individual y a terceros: distancia social, limpieza de manos, ajustarla bien a nariz y rostro, no manipularla y respetar el tiempo de uso de cada modelo.

La etiqueta tipo II significa que las mascarillas quirúrgicas de Safe Iberia tienen un filtrado igual o superior al 98%, mientras que la denominación IIR las califica como más resistentes a las salpicaduras.

Además, “nuestro producto está libre de látex, fibra de vidrio y sustancias tóxicas o irritantes, e incluyen una unión de las capas con soldadura ultrasónica, una pieza nasal flexible que permite un ajuste anatómico y un sistema de sujeción a través de gomas elásticas laterales de 3 mm de diámetro que permiten una mayor atadura y adaptabilidad”, concluye Alonso.

Fe de errores. Este artículo se actualizó para reflejar que Safe Iberia puede fabricar hasta 7.200 unidades por hora y no 72.000 como se indicó originalmente por error en el subtítulo.

Desde dentro

Mascarilla Safe Iberia
Envasado en blíster monodosis.

Fundación. Safe Iberia se crea en abril de 2020 con un capital de 900.000 euros, comienza a vender en agosto y, en apenas cinco meses, alcanza una facturación de 2,7 millones de euros, cifra que superarán en 2021, solo en España, y llegará a los 20 millones con su internacionalización (Europa, Latinoamérica, África), lo que supondrá hasta el 66% de su cifra de negocio.

Plantilla. 31 trabajadores –20 son mujeres–, el 86% de ellos proviene de situación de desempleo o paro de larga duración y otros escenarios de precariedad que la compañía incorpora en su política de RSC. Cuentan con una oficina en Hong Kong donde trabajan otras tres personas.

Producción. Fabrica 9 millones de mascarillas quirúrgicas al mes y tiene capacidad para producir entre 20 y 26 millones mensuales; su planta de 1.800 m2 puede trabajar a pleno rendimiento en tres turnos diarios.

Referencias. En breve lanzará varias soluciones dermatológicas en forma de crema, crema-gel y espray para la limpieza y el cuidado de la piel, por el uso de mascarillas.

Normas
Entra en El País para participar