Juego

Codere se dispara más de un 5% en Bolsa ante su próxima refinanciación

Sus acciones llegaron a rozar el 10% durante la sesión

Codere se dispara más de un 5% en Bolsa ante su próxima refinanciación

La compañía de juego Codere se disparó este miércoles en Bolsa, cerrando la sesión con un crecimiento del 5,2% hasta llegar a los 1,4 euros por acción. A media sesión el valor llegó a registrar incrementos que rozaron el 10%

Un alza que se produce en medio de los planes de la empresa de adelantar su refinanciación, como ha adelantado hoy CincoDías. La compañía ya ha contratado a los asesores para iniciar la negociación con los bonistas: Houlihan Lokey en la parte financiera y Clifford Chance en la legal, mientras que los inversores han hecho lo propio con PJT Partners y Milbank, como confirmaron fuentes financieras a este periódico.

Lo que sí se resiente es la emisión de bonos de 500 millones de euros con vencimiento en noviembre de 2023. Estos cotizaban este miércoles en el 50,9% del nominal, cuando ayer estaban cerca del 60%. El resto de emisiones, tanto la de 300 millones de dólares como la más reciente de 250 millones no experimentan cambios.

Codere logró un balón de oxígeno el verano pasado para ganar liquidez y afrontar los pagos y vencimientos que tenía en la segunda mitad del año. Esta acometió un proceso de refinanciación con el que pudo extender el vencimiento de sus dos emisiones de bonos principales, una de 500 millones de euros y otra de 300 millones de dólares, de 2021 a 2023, aunque con un incremento importante de sus intereses. De forma adicional, también realizó dos emisiones por un valor conjunto de 250 millones que le permitió insuflar aire a su caja, muy menguada por el cierre de sus operaciones físicas en la primera mitad del año pasado y la suspensión de las competiciones deportivas durante el confinamiento, que afectaron a su negocio de apuestas.

El plan de Codere pasaba por recuperar durante 2021 su nivel de ingresos previo a la crisis, como indicó en su presentación de resultados del tercer trimestre, para acometer una refinanciación más ventajosa en 2022. Sin embargo, esa recuperación está siendo más lenta de lo previsto, con las restricciones que continúan en los negocios no esenciales para controlar el virus, además de retrasos en las reaperturas en algunos de sus mercados internacionales.

Por ello ha adelantado el proceso, con el que pretende reforzar su liquidez ante los pagos que debe acometer en 2021 y, en la medida de lo posible, mejorar su factura financiera, en un contexto en el que se espera que las vacunaciones permitan recuperar plenamente la normalidad.

Normas
Entra en El País para participar