Contenidos

El entretenimiento crecerá un 3,3% en España hasta 2024 y llegará a 32.567 millones... qué industrias triunfarán

Los ingresos del vídeo bajo demanda subieron un 26% en 2020 y alcanzarán los 625 millones en cuatro años, según un informe de PwC. También subirán con fuerza los videojuegos, los podcast, los e-sports, la televisión de pago y la publicidad online

Un usuario selecciona con un mando entre distintas plataformas digitales.
Un usuario selecciona con un mando entre distintas plataformas digitales.

La pandemia por el Covid-19 ha acelerado la transformación que ya estaba viviendo la industria de entretenimiento y medios y ha potenciado aspectos clave como la digitalización, la personalización o el uso inteligente de los datos, según revela la 21ª edición del informe Entertainment and Media Outlook 2020-2024 España, elaborado por PwC, que también apunta que tras un frenazo en su crecimiento en 2020, el sector vivirá un periodo de recuperación significativa a partir de este año.

El documento señala que en España se espera un crecimiento de los ingresos del 3,3% hasta 2024, cuando alcanzará los 32.567 millones de euros. Una cifra que está por encima del crecimiento esperado en todo el mundo, que se sitúa en el 2,8%, hasta los 2,2 billones de euros.

Según el informe de PwC, el shock provocado por el coronavirus ha impactado de manera desigual en los diferentes segmentos de la industria, impulsando unos y acentuando el declive de otros. Por ejemplo, esta crisis sanitaria ha elevado el consumo del vídeo bajo demanda en España, impulsando los ingresos Over The Top (OTT) un 26% en 2020, respecto al año anterior. Además, se espera que en los próximos cinco años los ingresos en este segmento aumenten un 14,1%, hasta  los 625 millones en 2024. Concretamente, los ingresos por suscripción a video bajo demanda en España aumentarán en el mismo período un 15,3%. A nivel global, el informe calcula que este segmento prácticamente doblará los ingresos en 2024.

También la televisión de pago sigue expandiéndose en España continúa y, actualmente, más de diez millones de hogares disponen de acceso a alguna de sus modalidades. Según el informe, los ingresos por suscripciones de televisión aumentarán un 2,8%, hasta los 2.782 millones en 2024.

La crisis por el Covid-19 igualmente ha provocado un fuerte impulso en los ingresos procedentes de la publicidad en internet frente a los de la televisión y otros medios tradicionales, y se prevé que continue. Se estima que habrá un incremento en España del 2,2% hasta 2024, y un aumento del 4,7% a nivel global. Los dispositivos móviles seguirán siendo el principal motor de crecimiento, acaparando el 98% de los nuevos ingresos del periodo 2019-2024.

El mercado de videojuegos también sale reforzado con esta pandemia, con un tirón fuerte de los juegos sociales. El informe de PwC estima que este negocio habrá alcanzado unos ingresos en 2020 de 1.823 millones de euros en españa, y apunta que el mercado mundial de videojuegos, incluyendo los E-Sports, llegará a los 179.100 millones en 2024, con un crecimiento del 6,5%. En España, los E-Sports siguen creciendo a un ritmo superior al del resto de Europa, gracias al interés de los equipos deportivos de alto perfil, de los patrocinadores corporativos y de las audiencias.

Otro segmento en auge es el de los podcast, con una audiencia mensual en el mercado español de 14,3 millones, frente a los 3,7 millones de 2015. Una tendencia que continuará en los próximos años, según la consultora, ya que el número de oyentes crecerá hasta los 21 millones en 2024. Los ingresos por publicidad de podcasts en España están creciendo incluso más rápidamente que la audiencia, alcanzando los 23 millones en 2019, un 46,8% más frente al año anterior. A nivel global, en 2019, los ingresos totales del segmento superaron los 1.300 millones de dólares y llegarán a los 3.600 millones en 2024.

Los negocios más castigados

Frente a estos segmentos que tiran con fuerza, otros más tradicionales, como el de los periódicos impresos, han visto reforzada su caída por la pandemia. El informe apunta que, en España, los ingresos provenientes de la circulación de periódicos impresos continuarán cayendo a un ritmo del 7%, pasando de los 538 millones de 2019 a los 374 millones de 2024.

El mercado español de libros de consumo (el quinto más grande de Europa Occidental), aumentará sus ingresos hasta los 1.603 millones en 2024, con una tasa de crecimiento del 1,4%. La pandemia ha castigado a este segmento, con un descenso de la venta de libros entre 80% y 90% en el pico de la crisis, según la Federación de Editores Europeos (FEP) y, aunque la venta online de libros ha aumentado, la subida no ha podido compensar la caída general.

Por su parte, el mercado de la publicidad en televisión en España (que ya venía experimentando un declive en los últimos años como consecuencia del cambio de hábitos del consumidor), cayó con fuerza en 2020, llegando al 19%. En 2021 se prevé que la inversión publicitaria televisiva se recupere y aumente un 13%. En España, la publicidad en televisión está muy concentrada en el formato de televisión convencional, algo que continuará en 2024, con un 91% de los ingresos atribuibles a las cadenas en abierto.

La industria cinematográfica ha sido igualmente carne de cañón de la pandemia y habría pasado de generar 624 millones de euros en 2019, su mejor cifra en toda una década, a 250 millones en 2020, debido a la fuerte caída de ingresos en taquilla. El informe, que destaca la creciente simbiosis entre el cine que se ve en las salas y las plataformas de vídeo en streaming, prevé una recuperación paulatina en los próximos años, con una caída del 2,8% en el periodo 2019-2024.

Oportunidades

El estudio de PwC anima a las compañías del sector a "no quedarse paradas" y a actuar rápido ante los cambios en los patrones de consumo y apunta que el consumidor "es cada vez más exigente, pero está dispuesto a pagar por contenidos si son de calidad y responden a sus expectativas". Para Patricia Manca, socia responsable de Entretenimiento y Medios en PwC España, “hoy, la industria es más digital, las ofertas más personalizadas y los datos se han convertido en la clave para gestionar las demandas de unos usuarios cada vez más exigentes”.

La consultora destaca por ejemplo cómo el refuerzo de las suscripciones en detrimento de la publicidad pone de manifiesto el poder de las conexiones directas con el consumidor como motor de crecimiento, y cómo la tecnología y las infraestructuras allanarán el camino para el crecimiento".

En este sentido, el informe apunta que gracias a la velocidad y latencia que aporta el 5G, los usuarios podrán disponer de acceso en tiempo real y con mayor calidad a gran cantidad de contenidos, juegos o servicios. El informe estima que, en 2025, el 45% del mundo tendrá cobertura 5G y que conectará a más de 1,7 billones de dispositivos.

Otra tecnología que resultará clave es la inteligencia artificial, que estará cada vez más presente en los hogares y en los desplazamientos cotidianos de los usuarios. Su implantación, advierte PwC, traerá ventajas en términos de personalización, aunque también desatarán más preocupación sobre la privacidad.

Normas
Entra en El País para participar